Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: 2200

Refugi de la Restanca

dot Nombre oficial (en català): Refugi de la Restanca. Es propiedad de la FEEC (Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya).
dot Situación: Está situado en el Pirineo central, en la comarca lleidatana de la Vall d’Arán. Emplazado entre la Serra del Montardo y la Serra de Tumeneja.
dot Ruta: Con el coche se puede subir por la carretera que sale de Artíes hasta els Prats de Sieja. Una vez allí hay que andar aproximadamente unas dos horas. El camino no tiene dificultades técnicas.
dot Principales ascensiones: Montardo (2833 m), Tossal de Mar (2750 m), Pic de Monges (2700 m), Tumeneia Nord (2771 m), Pa de Sucre (2803 m), Besiberri Nord (3014 m), Tuc dera Canal de Rius (2813 m), Tossal del Molar Gran (2887 m), Tuc de Conangles (2779 m) y Tuc de Sarraera (2631 m).
dot Escalada: Montardo (2833 m), Pic de Monges (2700 m), Tumenèja Nord (2771 m), Pa de Sucre (2803 m), El Drac la vía del Gran Diedre (V) de 220 metros de desnivel y Tossal de Mar (2750 m).
dot Travesías: GR-11, Hospital de Viella, refugi de Besiberri (2200 m), refugi Joan Ventosa i Calvell (2220 m), refugi de Colomers (2135 m) y refugi de Montcasau (en mal estado).
dot GPS (WGS84): 31T 324096 4722453.
dot GPS (RE50):
Aparcamiento Prats de Sieja 31T 325553 4725268 1371.
Desvío Pont de Rius 31T 323973 4723548 1657.
Refugi de La Restanca 31T 324171 4722692 2032.
dot Altura: 2032 metros.
dot Guía excursionista: Macizo del Besiberri.
dot Mapas: Tuc de Mulleres-Besiberri editorial Alpina 1/25000 y Pica d’Estats-Aneto IGN Rando 1/50000.

 

macizo del Besiberri

Refugi Besiberri

dot Nombre oficial (en catalán): Refugi Besiberri. Es propiedad de la FEEC (Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya).
dot Situación: Está en el valle leridano de la Noguera Ribagorçana de los Pirineos (España). Pertenece al municipio catalán de Vilaller y la comarca de la Alta Ribagorça.
dot Ruta: En la carretera nacional que va de Lleida a Viella, justo antes de pasar el largo túnel de Viella, hay un desvío a mano derecha un poco antes del Institut d’Investigació de Nauta Montanha que nos deja en un parking situado cerca del refugio de Conangles (1585 m). En este punto se empieza a andar por una senda que nos subirá hasta el estany de Besiberri (1960 m).  En el borde del estany encontraremos las ruinas del antiguo refugio Pere Borès que se lo llevó por delante un alud. Bordearemos el estany para continuar por unas suaves pendientes que nos conducirán al segundo lago: L’Estanyet. Justo en este segundo lago y encima de un pequeño promontorio que está a nuestra izquierda encontraremos el refugio metálico de Besiberri. El tramo del primer lago hasta el refugio está señalizado con estacas pintadas de color amarillo. Son unas tres horas para los 600 metros de desnivel. Su acceso no tiene dificultades técnicas.
dot Principales ascensiones: Tuc de Contesa (2786 m), Tuc des Estanhets (2887 m), Tossal del Molar Gran (2887 m), Tuc dera Canal de Rius (2813 m), Besiberri Nord (3014 m), Besiberri Sud (3024 m), Coma lo Forno (3029 m) y Pic d’Abellers (2982 m).
dot GPS (RE50): 31T 320494 4719341.
dot GPS (WGS84): 31T 320284 4719236.
dot Altura: 2200 metros.
dot Guía excursionista: Macizo del Besiberri.
dot Mapas: Tuc de Mulleres-Besiberri editorial Alpina 1/25000 y Pica d’Estats-Aneto IGN Rando 1/50000.
dot Comentario personal: Se trata de un refugio metálico de tamaño mediano. El refugio es libre y aunque está pensado para que pueda albergar un máximo de 18 personas el número ideal es 9.
dot Nota: No hay que confundir este nuevo refugio con el anterior que estaba situado en la brecha Peyta. Gracias a un mal entendido sentido conservacionista y un sentido común que deja mucho que desear por parte de los sabiondos gestores del parque nacional de Sant Maurici i Aigüestortes y de los de la Vall d’Aran no se pudo instalar este refugio en su emplazamiento original.

 

macizo del Besiberri

Refugi de Broate

dot Nombre oficial (en catalán): Refugi de Broate. Es propiedad de la FEEC (Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya).
dot Situación: El refugio está en el Pirineo catalán y, en concreto, en el macizo de la Pica d’Estats. Está en el municipio de Tavascán comarca del Pallars Sobirà en un montículo a la izquierda del río Broate.
dot Ruta: Se accede por la pista forestal que va de Tavascan a Boavi. Desde el Planell de Boavi (1460 m), en el que hay una zona de acampada, hay que seguir el valle hasta el refugio. Son unas tres horas largas para unos 750 metros de desnivel.
dot Principales ascenciones: Sotllo (3072 m), Cap de Broate (2734 m), Pic de Brougat (2706 m), Guins de l’Ase (2960 m) y Pic dels Estanys (2953 m).
dot GPS (WGS84):
Refugio de Broate: 31T 366559 4726844.
dot Altura: 2200 metros.
dot Guía excursionista: Macizo de la Pica d’Estats.
dot MapasPica d’Estats editorial Alpina 1/25000 y Pica d’Estats-Aneto IGN Rando 1/50000.
dot Web: FEEC.

 

Macizo de la Pica d'Estats

Coma lo Forno (3029 m)

dot  Situación: Es una cumbre de más de tres mil metros de los Pirineos. Se encuentra en el término municipal de la Vall de Boí de la comarca de la Alta Ribagorça de Lleida (España).
dot Aproximación: El acceso por el oeste es por la vall de Besiberri y franqueando la colladeta d’Estanys (2890 m), el acceso por el sur es por la vall de Gèmenes y su acceso por el norte y el este es por la vall del riu Malo saliendo de la presa de Cavallers (1782 m).
dot Foto: Una vista del Coma Lo Forno, que lo veremos a la izquierda, y de la Célestin Passet a la derecha desde la cumbre del Besiberri Sur a finales del mes de octubre del año 1.977.

Coma lo Forno

  Ruta normal: Vertiente sur (vall de Gèmenes). PD (II-). La ruta sube por el valle hasta llegar al pie del circo. En lugar de subir a la colladeta d’Estanys hay que mirar de remontar directamente a la brecha que separa el Besiberri Sud y el Coma lo Forno. Hay que escalar por una cornisa y una canal que nos conducirán a la brecha norte del Coma lo Forno. Una vez en la brecha se sube por la misma cresta hasta la cumbre. Son unos 1300 metros de desnivel que se hacen en unas 6 horas.
dot Otras rutas:
Ruta sureste (Paso del Oso). PD. Se sale de la presa de Cavallers y son unos 1300 metros de desnivel que se hacen en unas 6 horas. Es una ruta muy directa y con mucha pendiente. Ruta de roca.
Ruta por la vall del riu Malo. PD. Se sale de la presa de Cavallers y son unos 1300 metros de desnivel que se hacen en unas 7 horas. Es una ruta que va dando un rodeo por lo que la pendiente es más suave que la del Paso del Oso.
Cara NE. PD. Se sale de la presa de Cavallers y se sube por la vall del riu Malo. Son unos 1300 metros de desnivel que se hacen en unas 7 horas. Ruta de roca.
Cresta Besiberri Sud al Coma lo Forno. PD. Hay que contar algo más de una hora para ir de cumbre a cumbre. En invierno pueden ser necesarias las estacas de hielo.
dot Foto: Junto con el Bessiberri Nord creo que es uno de los tresmiles catalanes que tiene una vía normal no muy fácil que digamos. La misma vista que la anterior pero 25 años más tarde … ¡ya es en color! Es del año 2.002.
dot Refugios: refugi de Besiberri (2200 m) y refugi Joan Ventosa i Calvell (2220 m) aunque queda mas bien lejos.
dot GPS (WGS84): 31T 321776 4717724.
dot Guía excursionista: Macizo del Besiberri.
dot Mapas: Tuc de Mulleres-Besiberri editorial Alpina 1/25000 y Pica d’Estats-Aneto IGN Rando 1/50000.

 

macizo del Besiberri

Campamento Taga XV: agua constantemente (y II)

Una excursión realizada el 20 de julio de 1978.
Miércoles día 19 de julio de 1.978.
Como es natural después del esfuerzo de ayer [verlo en la crónica de la excursión del Aneto por Coronas] nos levantamos tarde a eso de las diez con un precioso día por delante. Una vez desayunados es importante la tarea de reparar las tiendas, de la cocina, ir a buscar leña, lavar los platos, enderezar el mástil y cualquier otra actividad que pueda empezar con la erre o con cualquier otra pero que nos producen una satisfacción especial. Y para no acabar con la tónica impuesta por la erre recibimos numerosas visitas internacionales de alemanes, ingleses y yugoslavos que van todos buscando la “estrada” o “camino internacional” o como sea que va al Hospital de Benasque y alguna que otra más familiar como es la de nuestro amigo Pito G. que por lo visto no ha perdido la locura de subir montañas y se ha acordado de visitar nuestro campamento que ya lleva 15 años de vida. Después del café para pasar el rato nos embarcamos a explicar aventuras de miedo psicológico preparado, de escalada del Braxman y chistes dodecafónicos del Pedro P.
Jueves día 20 de julio de 1.978.
Nos levantamos a las cinco. Hace un viento fresco y sano. Nos equipamos debidamente y emprendemos el camino hacia el Hospital unos a pie por la carretera asfaltada en algunos tramos y otros en coche por la pista de Los Baños. La cascada de Remuñe sigue presidiendo el valle homónimo y todo el valle del Ésera mensajero insaciable de la virginal frescura de las cumbres. Unos sombreros de vapor matinal, ahora que los sombreros ya sólo los llevan los mexicanos y de vapor (al menos lo parece) son los vestidos de moda de este año, cubren los pequeños estanques del llano de este mismo nombre difuminando amablemente por el polvo inmerecido causado por nuestros vehículos al cruzar este bello paraje. Los coches los dejamos delante de una puerta que pone con letras muy grandes prohibido aparcar a las siete menos cuarto. En el complejo refugístico de La Renclusa encontramos unos perros con unos ladridos afónicos y un hombre grande con igual afonía que dice “Anetu?” y que nosotros afortunadamente le podemos contestar con un clarito “Alba”.
Empezamos a pisar la nieve a los 2200 metros. Los ibones de Paderna duermen en paz a la sombra del espigado y pétreo pico que lleva su nombre. El fuet, el queso y la leche nos ponen en condiciones de superar con el sudor que el día prevee la dura subida que vamos a emprender. Superando la depresión en la que estamos inmersos un espectáculo alucinante de nieblas tranquilas aparecen tras el Puerto de Benasque. El camino que lo sube en unas ingeniosas curvas y el glaciar de la Maladeta nos dejan maravillados. Mientras saltamos por el canchal y Jaume C. (mi profesor de gimnasia) se entretiene a perseguir perdices nivales (tiene la “pájara”), aunque no se atreven a levantar el vuelo, PK va sufriendo por los cinco que hoy han decidido subir al Puerto de Benasque.
El acceso a la cresta norte del Pico de Alba por el glaciar se presenta muy empinado y no muy claro debido a la presencia de una rimaya. Por eso hacemos reunión en unas piedras, comemos un poco y sale una primera avanzadilla de dos personas a inspeccionar la vía a seguir. Cuando llegan a una ancha brecha que forma la cresta avisan que suba una cordada de cuatro con crampones. Una vez en la cresta y superada una corta subida de piedras sueltas que hay después de la nieve el grupo se desata y va flanqueando por el lado oeste de la cresta cogiéndose en las piedras más seguras y animando a un PK que está afectado por otro “mal de muntanya” que le produce amnesia. Siguiendo con la tónica de encuentros fortuitos Robert se encuentra con un cordino dejado por algún aficionado a los rápeles. El altímetro del Gerald va dando cifras bastante razonables pero que según como se mire pueden dar falsas esperanzas como es el caso de que marca un 30 queriendo decir 3030 y algunos lo interpretan como que faltan 30 metros para la cumbre. Una canal de piedras bastante seguras y grandes nos conduce de nuevo a la cresta y a partir de aquí ésta ya no presenta grandes dificultades hasta la cumbre. Llegamos a la una.
Un trago corto, unas fotos, las nieblas inamovibles de la zona francesa, los tres compañeros que han llegado hasta el final del glaciar, la cresta afilada y clapeada de nieve, la nieve hasta el pie del Diente de Alba y las Maladetas, el Posets difuminado por las nubes, las cabezas pétreas peladas y colgadas de los temibles Crabioules, Maupás y Boom, las paredes claras y lisas de la Aguja Blanca y los Ibones de Alba y de Villamuerta perdidos y casi ignorados en medio de tanto monte tresmilero.
La bajada no tiene más alicientes que los propios del piolet ramage y otros estilos más espectaculares y desafortunados pero que son entretenidos y hasta algo amables para el que se lo ve de lejos. En La Renclusa unas mulas poco simpáticas nos miran con una cara de extrañeza que las vacas nunca la pondrían y unas cervezas a diez duros nos hacen rascar un bolsillo bastante roto. La bajada hasta el refugio la liquidamos en hora y media y el trozo que nos falta hasta los coches se ve amenizada por las nieblas tranquilizadoras que se dejan caer calmosas por el lado español del Puerto de Benasque. Después la luz roja de la gasolina mantiene intrigados a los ocupantes del 127 y al final hasta Alfonso nos tiene que dar un golpe con el pie. Las dos expediciones llegan al campamento a la misma hora y nos encontramos con la agradable sorpresa de que los tres que se han quedado han tenido la amabilidad de ordenarlo todo, lavar los platos e incluso nos han preparado la comida. El baño, la comida y un pródigo partido de fútbol en goles nos ponen a tono.
El fuego nocturno tiene una primera parte muy emotiva de despedida a Gerald con vino, la dedicatoria de Pedro P. con un canto de “cuando un amigo se va” y unas poesías montañeras de este chico que se cansa tanto subiendo a las montañas pero que siempre quiere regresar. Y una segunda con relatos de excursiones pasadas y próximas junto con la trágica notícia de la muerte de uno de nuestros vecinos corazonistas en un accidente ocurrido hoy en la montaña.
© Joan Fort i Olivella y traducido al castellano por Miquel J. Pavón i Besalú. Año 2.002.

2017 - Miquel Pavón