Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: habilidad

No seas tonto ahora puedes escribir un ebook en un momento

Una forma de iniciar un negocio online, o de simplemente ganar dinero en Internet, es escribiendo y vendiendo un ebook o libro electrónico. Para ello, no es necesario que seamos escritores profesionales, ni autores reconocidos, simplemente es cuestión de saber escribir y seguir unas ciertas reglas básicas. En el mundo de los ebooks no es necesario escribir un tocho de 500 páginas o una gran novela. Todo lo contrario, lo mejor es escribir un manual o una miniguía. Por cierto, son los tipos de ebooks que más se venden en Internet. Los temas que se consideran los de más éxito y populares para los ebooks son: Autoayuda, aptitud física, medicina natural, lecciones musicales, deportes, mercadeo multinivel, desarrollo infantil, capacitación para los negocios, medios de locomoción, inversión, negocios, profesionales, desarrollo de la nueva era, dietas, baile, relaciones, bienes raíces, cuidado de mascotas, mejorar el sexo, establecimiento de metas, manejo del tiempo, habilidad para la venta, desarrollo personal y experiencias personales de éxito. No es necesario que seamos unos expertos en un tema para poder escribir sobre él, pues dominar un tema es algo que podemos ir haciendo a medida que vayamos investigando y escribiendo el ebook. Una buena idea para los bloggeros es convertir el material escrito en el blog a formato ebook.

 

dot Título: No seas tonto ahora puedes escribir un ebook en un momento.
dot Autor: Miquel J. Pavón Besalú.
dot Edición: 1ª edición, año 2012.
dot Formato: Libro en papel y ebook.
dot ISBN-13: 978-1478111399.
dot Estado: A la venta al público en Amazon, Bubok, CreateSpace, Kobo, Lulu y Safe Creative.
dot Número de páginas: 35.
dot Tamaño: 150×210.
dot Interior: Blanco y negro.
dot Maquetación: Grapado.
dot Temas: Ebook, libro, publicar libro digital, cómo vender libros.
dot Resumen: Es un resumen breve y orientativo que explica todo lo que hay que hacer para aquel que quiera iniciarse con éxito en la escritura de libros digitales. Se hace una comparativa entre el libro tradicional y el libro digital recalcando las ventajas y los inconvenientes. Se explica detalladamente los pasos que hay que dar para poder autopublicar en la red cualquier texto. Acaba dando unas directrices básicas para realizar una autopromoción exitosa.
dot Índice: Ver.
dot Idioma del texto: Español-castellano.
dot Otros idiomas disponibles: Catalán (Título: “No siguis ruc ara pots escriure un ebook en un esternut“) e inglés (Título: “Don’t be stupid write ebook quickly like a pursuit“).
dot Comprar en papel: Amazon.
dot Descarga eBook: Amazon.
dot Títol: No siguis ruc ara pots escriure un ebook en un esternut.
dot Autor: Miquel J. Pavón Besalú.
dot Edició: 1ª edició, any 2012.
dot Format: Llbre en paper i ebook.
dot ISBN-13: 978-1478172371.
dot Estat: A la venda al públic a Amazon, Bubok, CreateSpace, Kobo, Lulu i Safe Creative.
dot Número de pàgines: 33.
dot Tamany: 150×210.
dot Interior: Blanco y negro.
dot Maquetació: Grapat.
dot Temas: Ebook, llibre, publicar llibre digital, com vendre ebooks.
dot Resum: És un resum breu i orientatiu que explica tot el que cal fer per a qui vulgui iniciar-se en l’escriptura de llibres digitals. Fa una comparativa entre el llibre tradicional i el llibre digital remarcant avantatges i els inconvenients. Explica els passos que cal seguir per acabar publicant a la xarxa qualsevol text que es vulgui publicar. Acaba donant unes directrius bàsiques per realitzar una auto promoció exitosa.
dot Índex: Veure.
dot Idioma del text: Català.
dot Altres idiomes disponibles: Castellà (Títol: “No seas tonto ahora puedes escribir un ebook en un momento“) i anglès (Título: “Don’t be stupid write ebook quickly like a pursuit“).
dot Comprar en paper: Amazon.
dot Descàrrega eBook: Amazon.
how sell ebooksdot Title: Don’t be stupid write ebooks quickly like a pursuit.
dot Author: Miquel J. Pavón Besalú.
dot Edition: 1ª edition, year 2012.
dot Format: Book in paperback & ebook.
dot ISBN-13: 978-1481814065.
dot State: For sale in How Sell eBooks, Amazon, Bubok, CreateSpace, Kobo, Lulu i Safe Creative.
dot Pages: 40.
dot Format: 150×210 mm.
dot Interior: Black & White on cream paper.
dot Layout: Stapling.
dot BISAC themes: Reference, Questions & Answers.
dot Summary: It is a brief summary and guidance that explains everything you need to do to anyone who wants to successfully start writing ebooks. He makes a comparison between the traditional book and the digital book highlighting the advantages and disadvantages. It explains steps that must be taken in order to self-publish on the net any text. Just giving some basic guidelines for a successful self-promotion. Finally it provides the best solution to sell many ebooks.
dot Table of contents: See.
dot Languaje: English.
dot Other languajes: Castilian (Title: “No seas tonto ahora puedes escribir un ebook en un momento“) and catalonian (Title: “No siguis ruc ara pots escriure un ebook en un esternut“).
dot Buy paperback: Amazon.
dot Download eBook: How sell eBooks.
dot Affiliate program: more info.
.

Cuando se hunde la estructura ….

Excursión realizada el día 3 de mayo de 1981.
Ya estaba el campamento de Semana Santa organizado. Después de numerosas conversaciones por los pasillos de la Escuela, llamadas telefónicas a los amigos, gestiones pendientes resueltas, … ya sólo quedaba por decidir el sitio. A mediados de semana empeora el tiempo y se pone a llover para no dejarlo de hacer hasta que empezaron las clases. Llega el día de salir. Está lloviendo. Las predicciones meteorológicas no preveen cambios en un intérvalo bastante largo.
Con intervenciones rápidas Miguel se hace cargo de la situación atmosférica en toda la península. Por la noche han llegado unos amigos de Roma. Dicen que en la salida de Zaragoza, en los puertos de montaña, estaba nevando y que eran necesarias las cadenas. A la mañana siguiente hay noticia de que Caín está aislado por la nieve y que en Andújar (Jaén) lleva media semana lloviendo y que los habitantes de ese lugar no conocían tal suceso desde hacía mucho tiempo. En Madrid asistíamos a un fabuloso panorama ofrecido por una tormenta eléctrica espectacular. Quedaban así descartadas, una a una, las posibilidades de ir a los Pirineos, Picos de Urbión, Picos de Europa, Sierra Nevada, Guadarrama y Gredos. No valía la pena hacer un gasto importante para luego tener que pasar todos los días metidos en un refugio. No hay más remedio que aplazar la salida y así se comunicó a todos los componentes la triste decisión. La excursión será el primer fin de semana de mayo. El jueves supimos la notícia que unos montañeros zaragozanos estuvieron todos esos días en el refugio de Góriz sin poder regresar. De pensar que nosotros queríamos ir a pernoctar esos días en el Lago Helado de Marboré se me hiela todo el cuerpo.
A media semana mejora el tiempo y el fin de semana vuelve a empeorar. Llega el viernes, no hay clase, es el primer día de mayo y Miguel no se decide a salir. Por la mañana le llama Juan. Está dispuesto a ir a donde sea. Miguel le dice que no tiene organizado nada.
– “Si salgo este fin de semana ya te lo diré con tiempo por delante …”.
Después de una breve conversación Miguel se va a estudiar. Antes de comer hay otra llamada telefónica, es Jesús. El jueves en clase le dijo a Miguel que quería salir de excursión y ahora llamaba para concretar. Proponía subir al Peñalara. Miguel le dijo que se pensaría el itinerario y que le llamaría en el caso de que saliera ya que estaba poco animado. Sobre las cinco Miguel ve un aviso telefónico. Ha llamado José Carlos y que volverá a llamar. A Miguel no le hace mucha astucia para adivinar el porqué de esta nueva llamada, a pesar de todo, se cerciora. Coge el cuaderno de direcciones y le llama. Efectivamente, está organizando una excursión.
José Carlos en el aparato hace la pregunta fatídica a Miguel.
– “¿Te vendrías de excursión?”.
En un instante le viene a la cabeza una multitud de excusas todas válidas para la ocasión. Está lloviendo, tengo que estudiar, si salgo dormiré poco, estaré incómodo, hace mucho frío, se come mal o mejor dicho fatal, me voy a perder un rico desayuno de bollo, la cucharilla del postre, el aperitivo de la comida, por supuesto no disfrutaré de la merienda, llegaré a cenar tarde y se lo habrán comido todo, tendré que llevar a cuestas toda la excursión las tiendas de campaña, hay que ponerse a buscar que alguien nos deje un coche y para colmo de males volverá a estar todo el peso de la excursión y la responsabilidad que con ello comporta sobre mi persona, … cualquiera de ellas es razón suficiente para echarse atrás, pero … Miguel, en un arrebato típico de locura, le dice a José Carlos que está dispuesto a salir. Se decide. Siempre antes de salir de excursión la pereza entra a matar.
José Carlos tiene un amigo dispuesto a salir y le quedan todavía tres amigos por localizar. Miguel llama a Jesús y a Juan y les dice que llamen a sus amigos para ver si van a acompañarnos. Llega la noche. Unas llamadas y queda concertada la hora. A las seis de la tarde del sábado 2 en Alenza, 20. Es la estación de autobuses de “La Continental”. Salen en principio Jesús, Juan, José Carlos, Enrique y Miguel.
Por la mañana Miguel se acaba de decidir. Pide comida para la excursión y se pone a llamar a sus amigos. Se apunta de última hora Narcís y a media mañana unos amigos suyos del colegio. Estupendo. Todo parece indicar que saldrán esta vez unas diez personas.
A las dos de la tarde Miguel va a preparar la mochila. Una idea escalofriante le pasa por la cabeza. Las tiendas de campaña no las revisaron en la última salida que se hizo con ellas y si no recuerdo mal explicaron que les había llovido. Así era. Se guardaron húmedas y ahora estaban totalmente podridas. ¡Qué se le va a hacer! Esto de que las cosas son de todos tiene este problema que al final no son de nadie y aunque era una tienda estupenda habrá que tirarla. Pero como nos eran necesarias las pone a secar al Sol mientras comía.
Después de comer acabó de prepararlo todo y se fue a esperar al autobús que le tenía que dejar en Cuatro Caminos. Un paseo por el barrio con todo el material, las dos tiendas, dos pares de botas y tres sacos de dormir. El autobús para no perder la costumbre, ni pecar de originales en las líneas de la EMT, llegó tardísimo. Tanto era así que cuando entró en la estación de autobuses el otro autobús ya estaba a punto de salir. Estaban, como de costumbre, los padres de Juan entreteniendo al chofer con una animada conversación con el objeto de que se le pasara la hora de la salida.
Nos subimos todos al final del autobús después de haber logrado un retraso inicial de diez minutos ya que, para colmo, Miguel intentó conseguir descuento en el precio del billete por el motivo que fuera. El billete normal costaba 280 pesetas hasta Rascafría. Lo de la familia numerosa coló de nuevo. Finalmente éramos siete. Juan que está en primero de Informática, Roberto que hace segundo, Narcís ha llegado este año para hacer Montes, José Carlos acabará Arquitectura este año, Enrique hace cuarto de Caminos y Miguel y Jesús primero de Aeronáuticos. Todos ingenieros y animados a realizar una travesía desde Rascafría hasta Cotos pasando por toda la cresta.
El viaje fue largo. Más de dos horas. El conductor dio toda la vuelta a la Sierra y nos gratificó con algunas visitas turísticas por los pueblos de la zona. En un par de ocasiones incluso lo vitoreamos y aplaudimos como nunca. La razón era porque se salía de la Nacional se recorría unos dos kilómetros por un camino malísimo, llegaba al pueblo, hacía las maniobras oportunas en la plaza mayor del mismo y sin que se subiera ni bajara nadie reemprendía la marcha otra vez hacia la Nacional por el mismo camino anterior. Llegamos a Rascafría a las ocho y media.
Compramos vino para la bota y algo de comida. Repartimos el peso y nos fuimos a las afueras del pueblo. Instalamos las tiendas mientras otros recogían leña por la zona capitaneados por el estudiante de ingeniero de montes Narcís.
A las nueve ya ardía un fabuloso fuego y estábamos todos a su alrededor dando buena cuenta de las aceitunas y vino de aperitivo. Le sucedieron a continuación los bocadillos, tortillas, avellanas y fruta. Encontramos a faltar una sopa pero nos propusimos que en la próxima excursión ya no fallaría. La tertulia se alargó hasta la una principalmente porque se acabó la leña y el vino. Se decidieron a hacer un vivac Juan y José Carlos mientras los demás nos distribuimos entre las dos tiendas.
Tardó poco a entrar Juan en la tienda tiritando de frío y nos dice que José Carlos está durmiendo muy agusto. Le hicimos sitio y nos durmimos todos.

Por la mañana nos despertó un caballo y los pitidos de Narcís. Quería ahuyentar al animal con un reclamo de cercetas. Eso sí, con el horroroso silbato nos dejó la zona despejada. El caballo marchó seguramente aterrorizado y por allí no apareció absolutamente ninguna cerceta ni macho ni hembra por lo que todavía hoy no sé qué aspecto debe tener este presunto bello pájaro. Todo estaba encapotado.
El ánimo decaído. Pero Narcís y Roberto nos sacaron de las tiendas hacia las siete. Hacía mucho frío. Recogimos las tiendas y empezamos la excursión. Ya desayunaremos más tarde. Cuando pudiéramos parar en un río que le diera algo el Sol.

El valle estaba precioso. Cuerda Larga a la izquierda y completamente cubierta por la nieve. Al fondo del valle estaba la Bola del Mundo reconocible por su repetidor de televisión. Detrás cerraba el valle Rascafría, El Paular y allá a lo lejos el pantano de Lozoya. Arriba hacia dónde nosotros nos dirijíamos estaba totalmente cubierto por la niebla. Sólo nos daba esperanza de mejora el fortísimo viento del Norte que hacía.

Los turnos para llevar las mochilas se fueron sucediendo y después de desayunar a las 12.15 llegamos a la primera cima de la travesía y, por consiguiente, a la cresta. Habíamos superado 920 metros de desnivel en unas tres horas y cuarto. La niebla lo cubría todo. El viento era muy fuerte. La nieve estaba muy blanda y nos hundíamos hasta la rodilla. Tratábamos de pisar, en todo instante, piedras o matas ya que lo preferíamos para evitar agotarnos inútilmente.
Siguiendo las pisadas del primero llegamos a la segunda cima del día que según el mapa se llama Nevero Alto (2139 m). Paramos para comer detrás de un pequeño muro que había y nos protegía del viento. El que estaba mejor estaba tiritando de frío, con los pies calados y las botas llenas de agua. Nos comimos todo lo que llevábamos. Estuvimos luego tomando el Sol para recuperar fuerzas. Antes de salir de la protección nos pertrechamos lo mejor que pudimos. Anoraks, ventisqueros, guantes, pasamontañas, polainas, plásticos, … ¡de todo! Unas fotos y a la carga otra vez. El Peñalara estaba muy distante todavía. Mientras estuvimos parados se despejó un poco y pudimos apreciar lo que nos quedaba.


Llegamos a la Laguna de los Pájaros pasadas las tres y como Miguel recuerda algo del verano pasado intuye que el mapa está equivocado y en realidad el Peñalara está detrás de todo el macizo que teníamos delante. Estamos todos cansados, muertos de frío y para colmo hay que atravesar una zona en la que el torb hace de las suyas. Echamos mano a los pasamontañas y a través de la nube de nieve intentaremos rodear el macizo sin perder altura. Es muy alentador ver como en estas circunstancias tan adversas todavía hay quienes se ofrecen por llevar las mochilas de los que parece que están más cansados conscientes de que ello implicará un mayor hundimiento relativo en la nieve. Recordemos que todos los componentes de la marcha éramos estudiantes a ingenieros y tenemos bastante dominado el tema de la fuerza por unidad de superfície, es decir, del concepto de presión. Avanzamos con mucha dificultad y a la hora larga divisábamos ya la Laguna Grande del Peñalara. Estábamos cerquísima del refugio aunque no lográbamos dar con él. Estudiamos la situación y decidimos perder altura y lanzarnos tumba abierta hacia una caseta que se veía allí a lo lejos.

José Carlos y Enrique decidieron hacerlo por la hierba y los demás por la pendiente de nieve. Juan dio varias volteretas debido a que el descenso se hacía con medio cuerpo hundido en la nieve polvorizada. Al llegar al llano, en el que se encontraba la caseta, Miguel quedó atrapado por el barro que formaba el riachuelo y con algo de habilidad y algún que otro susto pudo salir de la encerrona. No evitó, por ello, acabar de mojarse y ensuciarse medio cuerpo. Una vez en la caseta paramos para reagruparnos. ¿Qué sorpresa tendríamos todos al vernos? Pues que habíamos caído cinco en el mismo barrizal.
Estuvimos estudiando los horarios de los trenes. Eran las cinco y media. El último era a las nueve. Había que cojerlo como fuese. No sabíamos a dónde iba el camino aunque nos ofrecía cierta seguridad que hubiera pintadas en la caseta unas marcas con una franja blanca y roja. Miguel se puso en cabeza para marcar un ritmo rápido y a las seis ya divisábamos la estación de Cotos allá a lo lejos. A las seis y diez nos encontrábamos en el vestíbulo. Enrique se percata que ha perdido la cartera con la documentación y Miguel, muy seguro, le dice que ha vivido casos similares y que al final en todos ellos se acabó con la recuperación de la misma. A las seis y veinte salimos en dirección a Cercedilla. Media hora de espera en el transbordo y a las nueve menos cuarto entramos en Chamartín.


José Carlos acerca a Miguel a su casa con el coche ya que lleva todo el material colectivo de la excursión y a las diez todos estamos en la ducha. Nos volveremos a encontrar para ver las diapositivas.
© Miguel J. Pavón Besalú. Año 2.002.

 

 

Logra cosas si tienes fe

Antes de poder asumir razonablemente un marco mental positivo tenemos que aceptar que las cosas no nos van bien y luego hacernos responsables de ello. De no ser así, estaremos manipulando vulgarmente la realidad. Las ideas de Peale no son las de alguien que tenga una visión poco realista de la vida. Creó un sistema sencillo pero científico de técnicas prácticas para tener éxito en la vida que realmente funciona y que comprobó y afinó con miles de personas. Para Peale no hay mayor fuente de poder personal o mayor guía que la Biblia. El tema central del libro es que no tenemos que depender de nosotros mismos. Existen increíbles fuentes de poder que se abren ante nosotros por el simple hecho de creer en su existencia. Hacemos que la vida sea dura pero si pudiéramos apreciar la habilidad del universo para hacer el bien y para proveer, esto nos llevaría a ver la vida como un flujo de abundancia. La vida nos parece difícil porque creemos solo en nosotros mismos. Para obtener la paz y el poder personal tenemos que estar dispuestos a ir más allá de lo meramente personal y llegar hasta algo mayor que nosotros.
El autor revela que la fuente de energía de todos los grandes personajes que había conocido: estar alineados con el infinito. Saber que lo que uno hace está sustentado desde fuera de uno mismo y que está al servicio de una meta divina provee una fuente de energía que se renueva constantemente. En cambio, trabajar solos y exclusivamente para nosotros mismos nos lleva a quemarnos.
Puede que la oración sea algo diferente de lo que pensabas. Es un espacio para decir todo lo que te pasa por la cabeza en el idioma que quieras. En lugar de pedir cosas agradece por anticipado que se realice lo que deseas. Déjalo en manos de Dios y visualiza un desenlace positivo. La fórmula de Peale es “reza, visualiza, actualiza“. Y sorpréndete ante su eficacia. Somos criaturas temerosas y como tales esperamos lo peor. En cambio, si esperas lo mejor las fuerzas se organizan en tu favor. El subconsciente que regula muchas de nuestras acciones refleja meramente tus creencias. Modifica las creencias sobre el desenlace y tus acciones parecerán diseñadas para lograrlo.
Norman Vincent PEALE en “El poder del pensamiento positivo”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

Es emocionante lo de la inteligencia emocional

El libro se puede resumir en tres ideas fundamentales:
dot Aplicando la inteligencia a las emociones podemos mejorar enormemente nuestras vidas.
dot Las emociones son hábitos y como todo hábito pueden minar nuestras mejores intenciones.
dot Si desaprendemos ciertas emociones y desarrollamos otras ganamos control sobre nuestras vidas.
La inteligencia emocional (QE) afirma que las pruebas de inteligencia clásicas (QI) no predice particularmente bien los logros de las personas que es solamente una de las muchas clases de inteligencia y que las habilidades emocionales son estadísticamente más importantes para el éxito vital.
La fisiología de nuestro cerebro es una herencia de la prehistoria época en el que la supervivencia física lo era todo. Su estructura cerebral está diseñada para actuar antes de pensar cosa que es muy útil si nos encontramos en la trayectoria de una flecha o nos encontramos ante una fiera salvaje y hambrienta que nos ataque. El autor observa que el problema no está en las emociones en sí sino en el uso inapropiado que hacemos de ellas en determinadas situaciones.
El capítulo de las relaciones describe muy bien el intrincado trasfondo de la neurociencia y su influjo sobre los mundos marciales y venusianos de los dos sexos.
Al trazar el límite entre la vida emocional y la ética Goleman observa que si una persona no sabe controlar sus impulsos se hará daño en el nivel más profundo de su sentimiento de identidad. El control del impulso es la base de la voluntad y del carácter. La compasión es activada por la habilidad de apreciar los sentimientos y los pensamientos ajenos. Estos elementos fundamentales para la inteligencia emocional son atributos básicos para la persona moral.
Una cualidad muy importante de la inteligencia emocional es la persistencia y la capacidad de automotivarse. Estas no son propiamente emociones pero requieren autocontrol y habilidad de colocar en perspectiva las emociones y las experiencias negativas. Goleman otorga validez al poder del pensamiento positivo ya que lo considera una manera científicamente demostrada para alcanzar el éxito y afirma que una perspectiva optimista es un elemento clave para predecir las prestaciones efectivas. La inteligencia emocional subraya las relaciones y las habilidades de las personas que se fundamentan en la empatía y constituye un elemento básico de éxito en la actual economía más fluida y creativa.
Goleman toca un punto muy sensible en el mundo de los negocios y la empresa cuando se refiere directamente a la frustración que las escasas capacidades emocionales de ciertos jefes generan en los trabajadores. También da luz para que los jefes y los directores que buscan cómo mejorar unas prestaciones sumamente ineficientes encuentren nuevas formas de hacerlo. Se puede dar el caso de que estés produciendo el producto más interesante del mercado pero el lugar de trabajo puede seguir siendo un sitio miserable si es una especie de circo de egos que chocan entre sí. El éxito en los negocios resulta de la pasión por la creatividad o por un producto innovador. A pesar de que los egos inflados se asocian a menudo con ese éxito las mejores compañías modernas se distinguen por su capacidad de crear armonía e interés entre sus trabajadores dedicando muchas energías al producto o la creatividad y no tanto a la organización.
Creemos que el odio, la ira, los celos y demás emociones parecidas son muy humanas pero si nos fijamos en los mejores seres humanos del siglo XX (Ghandi, Martin Luther King, la madre Teresa de Calcuta) descubriremos en ellos que las emociones negativas brillaban por su ausencia. Estas personas eran capaces de mostrar su enfado según el dicho de Aristóteles:
“Cualquiera puede enfadarse eso es lo fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, hasta el nivel adecuado, en el momento adecuado, por el motivo adecuado y de la manera adecuada eso no es nada fácil”.
El resúmen es que si queremos tener más inteligencia emocional hay que saber utilizar bien las emociones y no dejar que las emociones nos utilicen.
Daniel GOLEMAN en “La inteligencia emocional”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

La felicidad no es ningún lujo

El libro es una mezcla de lo que piensa el Dalai Lama sobre diferentes cuestiones con las reflexiones personales y científicas de Howard C. Cutler sobre las mismas. Cuando Cutler empezó a trabajar el libro estaba empapado de determinadas creencias derivadas de su trasfondo científico y occidental, como por ejemplo, que la felicidad fuese un misterio y que lo máximo a que podemos aspirar es a evitar la desgracia. El Dalai Lama le convenció que la felicidad no es ningún lujo sino el propósito mismo de nuestras existencias. Le indicó, además, que hay un camino concreto que nos lleva a la felicidad. Primero tenemos que identificar los factores que invariablemente nos conducen al sufrimiento y aquellos que nos conducen a la felicidad. Luego, tenemos que empezar a eliminar los factores que causan sufrimiento y a cultivar aquellos que traen felicidad. El punto más sorprendente a propósito de la felicidad es que su logro es científico y exige disciplina.
dot La felicidad tiene varios niveles. Según el Budismo hay cuatro factores: la riqueza, la satisfacción mundana, la espiritualidad y la iluminación que crean la totalidad de la búsqueda individual de la felicidad. Una buena salud y un círculo de amigos íntimos son también factores importantes pero la puerta a todas ellas está en nuestro estado mental.
dot Una vía directa a la felicidad es cultivar el afecto y la conexión con otros seres humanos. Busca siempre lo que tienes en común con los demás y nunca te sentirás solo.
dot Aunque parezcan muy poderosas las emociones y los estados mentales negativos no tienen fundamento en la realidad. Todas las emociones si se practican regularmente aumentan de tamaño. Se sugiere que cultivemos de continuo lo positivo. Todas las buenas costumbres empiezan siendo pequeñas pero los beneficios finales que producen son muy grandes.
dot Un estado mental positivo no solamente es bueno para tí sino que beneficia a todos aquellos que entran en contacto contigo y así cambia literalmente el mundo.
dot Actuar de forma sana en lugar de hacerlo de forma insana no es una cuestión religiosa o moral sino que representa la diferencia concreta entre la felicidad y la infelicidad.
dot No confundas la felicidad con el placer.
dot La felicidad es algo que se desarrolla a lo largo del tiempo.
dot Con el tiempo tienes que intentar eliminar las emociones negativas especialmente la ira y el odio y sustituirlas por la tolerancia y la paciencia.
dot Sugiere que la naturaleza fundamental del ser humano es amable.
dot La compasión es útil. Solamente si vemos y sentimos desde el punto de vista de los demás seremos realmente capaces de establecer vínculos profundos con ellos.
dot Nunca estar solo. El antídoto a la soledad consiste en estar preparados a conectarnos con cualquiera.
dot Distingue entre el amor basado en el apego y el amor basado en la compasión.
dot Si no logras cultivar la compasión, que es la habilidad de sentir el sufrimiento de los demás, perderás el sentimiento de pertenencia a la raza humana que es una fuente constante de calor y de inspiración.
Dalai LAMA y Howard C. CUTLER en “El arte de la felicidad”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

2017 - Miquel Pavón