Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: propósito (Página 1 de 2)

Comentario de libros de autoayuda

A más de un@ le puede sorprender que se incluya comentarios de libros de autoayuda en un blog muy dedicado a la montaña. Parece que son dos cosas que no tengan casi nada que ver. Pero no. Sí tienen bastante relación. Pienso que practicar montañismo de forma habitual proporciona una alta confianza en uno mismo y un aumento significativo de la autoestima. Es algo que parece como irreal por inconexo. Pensemos que el montañero se propone pequeñas metas: subir este fin de semana a tal cumbre. Bien. El hecho continuado de conseguir objetivos o aprender de los fracasos, que los hay, es la mejor forma para ir formando el carácter. Y, como consecuencia de ello, mejoraremos en el día a día. A ello, hay que añadirle que en la práctica de cualquier deporte se oxigena el cuerpo y la mente. O se crea adrenalina de forma natural que nos va a ayudar a enfrentarnos con los problemas con una visión más optimista. Por útltimo, y no menos importante, el estar rodeados de paisajes espectaculares, ambientes naturales o estar largas horas con un ritmo que facilite que se piense y reflexione acaba por afectar a cualquiera y que se reconozca que hay un antes y un después de cada experiencia alpina.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

LIBROS DE AUTOAYUDA COMENTADOS

dot Abraham MASLOW en “Motivación y personalidad”, ver artículo: Hacia la plena salud mental.
dot Alain de BOTTON en “Cómo cambiar tu vida con Proust”, ver artículo: Las esperanzas pequeñas traen gratas sorpresas.
dot Álvaro GONZÁLEZ-ALORDA, Los próximos 30 años”, ver artículo: ¿Quien tiene un amigo tiene un tesoro?.
dot Anónimo, ver artículo: Imaginación.
dot Anthony ROBBINS en “Pasos de gigante”, ver artículo: Vivir la vida que siempre has soñado.
dot BHAGAVAD-GITA, ver artículo: Deseo o propósito.
dot BOECIO en “Consolación de la filosofía”, ver artículo: ¿Qué harías si supieras que vas a morir torturado?.
dot BUDA en “El Dhammapada”, ver artículo: Camino a la ley universal del universo.
dot Carol S. PEARSON en “El héroe interior”, ver artículo: Hazte consciente de tu poder.
dot Clarissa Pinkola ESTÉS en “Mujeres que corren con los lobos”, ver artículo: Una mujer saludable se parece mucho a un lobo.
dot Claudia NOSEDA, en “Antiestrategias”, ver artículo: Provocar lo temido.
dot Dalai LAMA y Howard C. CUTLER en “El arte de la felicidad”, ver artículo: La felicidad no es ningún lujo.
dot Daniel GOLEMAN en “La inteligencia emocional”, ver artículo: Es emocionante lo de la inteligencia emocional.
dot David D. BURNS en “Sentirse bien: una nueva fórmula contra las depresiones”, ver artículo: Fórmula contra las depresiones.
dot Ellen J. LANGER en “La mente creativa: perspectivas sobre el envejecimiento, la memoria y la salud”, ver artículo: Recobra el control de tu pensamiento.
dot Florence SCOVELL  SHINN en “El juego de la vida y cómo jugarlo”, ver artículo: Las reglas de nuestra propia felicidad.
dot Guido LAMMER, ver artículo: ¿Estás cansado de vivir?.
dot Guillermo F. BATARSE, ver artículo: ¿Qué quieres?.
dot Heidemarie SCHWERMER en “Mi vida sin dinero”, ver artículo: La energía telúrica en la montaña.
dot Henry David THOREAU en Walden”, ver artículo: Asegúrate de que en tu vida tienes tiempo para pensar.
dot James ALLEN en “Cómo el hombre piensa”, ver artículo: Autocontrol.
dot James HILLMAN en “El código del alma”, ver artículo: La imagen de la persona que podemos llegar a ser.
dot John GRAY en “Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus”, ver artículo: Sobre la guerra de sexos.
dot Louise HAY en “Usted puede sanar su vida”, ver artículo: Despoja de autoridad a los problemas.
dot M. SCOTT PECK en “Pensamientos del caminante”, ver artículo: La vida es difícil.
dot Marianne WILLIAMSON en “Regreso al amor”, ver artículo: ¿Te interesa hacer un curso de milagros?.
dot Marilyn TAM en “Cómo utilizar lo que tienes para conseguir lo que quieres”, ver artículo: El poder de la perseverancia ….
dot Martha BECK en “Encuentre su propia estrella polar”, ver artículo: Aprender a decir no.
dot Mihaly CSIKSZENTMIHALYI en “Fluir”, ver artículo: ¿Cómo ser feliz?.
dot Norman Vincent PEALE en “El poder del pensamiento positivo”, ver artículo: Logra cosas si tienes fe.
dot Paulo COELHO en “El alquimista”, ver artículo: ¿Cómo ver un presagio?.
dot Pierre TEILHARD de CHARDIN en “El fenómeno humano”, ver artículo: Aprecia y expresa tu propia unicidad.
dot PROUST, ver artículo: Soledad …..
dot Raimon SOLÀ. “Cómo ser feliz cada día. Pequeño manual de inteligencia esencial”, ver artículo: Hoy no me puedo levantar.
dot Ralph Waldo EMERSON en “Confía en tí mismo”, ver artículo: Lo bueno si breve, tres veces bueno.
dot Richard CARLSON en “No te ahogues en un vaso de agua”, ver artículo: Ideas para no ahogarse.
dot Robert BLY en “Iron John”, ver artículo: Como un chamán.
dot Samuel SMILES en “Autoayuda”, ver artículo: Conseguir cosas gracias a la voluntad.
dot Shakti GAWAIN en “Visualización creativa”, ver artículo: ¿Cómo funciona la visualización creativa?.
dot Sir Edmund HILLARY, ver artículo: Conquistar o conquistarse?.
dot Susan JEFFERS en “Aunque tengas miedo, hágalo igual”, ver artículo: La filosofía de la intrepidez.
dot Thomas MOORE en “El cuidado del alma: una guía para cultivar la profundidad y lo sagrado en la vida de cada día”, ver artículo: Llena tu vacío llenando tu vida de alma.
dot Viktor FRANKL en “El hombre en busca de sentido”, ver artículo: ¿Y si acabaras sentenciado en un campo de concentración?
dot William BRIDGES en “Dirigiendo el cambio”, ver artículo: ¿Cuándo hay que hacer la colada?. 

Conseguir cosas gracias a la voluntad

El hilo conductor del libro es el avance del ser humano a pesar de todas las dificultades. El autor eligió las vidas de unos personajes notables de su época para mostrar su capacidad de iluminar las grandes cualidades como son la tenacidad, la diligencia y la resistencia virtudes, todas ellas, serán las que formaran parte del texto del libro.
El autor cree que la perseverancia y el trabajo incansable son los elementos principales del éxito. ¿De veras lo son? La historia suele traducir los compromisos firmes y el trabajo duro en palabras grandiosas como genio pero sus protagonistas sabían que no era así. Smiles escribió:
“No es tanto un talento excepcional lo que se requiere para asegurar el éxito de cualquier misión, sino más bien un propósito: no solamente el poder de lograrlo, sino la voluntad de trabajar enérgicamente y perseverantemente. Por ello, la fuerza de voluntad se podría definir como el poder más fundamental del carácter de un hombre. En pocas palabras, el hombre entero se define por su voluntad”.
La paciencia, el orden mental y la concentración en la tarea presente son elementos clave de todos nuestros grandes avances, en opinión de Smiles, ni la inversión gubernamental ni la educación pueden sustituirlos. Son estas virtudes las que hacen posible el talento. La educación, la riqueza o una familia noble no pueden reemplazar el carácter. Insistía que el carácter es poder y mucho más que la información. El carácter es algo que se forma a pesar de las grandes fuerzas del instinto y del condicionamiento cultural. Piensa que la confianza es el pegamento que mantiene a las sociedades libres y unidas, de ahí que el éxito duradero llegará a los que sean dignos de confianza. El autor no dejó escapar la oportunidad de pregonar la cualidad más valorada: la temperancia. Sobre ella pensaba lo mismo que Sir Walter Scott que dijo: “de todos los vicios, beber es el más incompatible con la grandeza”.
Samuel SMILES en “Autoayuda”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

¿Cómo funciona la visualización creativa?

Piensa las cosas que deseas para tu vida: un trabajo nuevo o montar tu propio negocio, una bonita relación, un sentimiento de paz y serenidad, unas habilidades mentales superiores, unas proezas en el deporte o lo que sea. Con la visualización creativa la llave del éxito está en tranquilizar tu mente hasta que tus ondas cerebrales se vuelvan del tipo alfa. Este estado suele manifestarse espontáneamente justo antes de dormirse o apenas despiertos, durante la meditación o quizás estando sentados al lado de un río o en un bosque. Tu primer impulso podría ser el de soñar con las cosas bonitas que deseas pero el propósito verdadero es eliminar las capas de nuestra personalidad reactiva habitual y dejar fluir los pensamientos que reflejan tu identidad más elevada. Desde esta posición es probable que pienses solamente en lo que te conviene y en lo que puede hacerte auténticamente feliz.
dot El universo físico es energía.
dot Las partículas de los diferentes tipos de materia tienen diferentes niveles de vibración.
dot Cuando visualizamos creativamente o hacemos afirmaciones positivas sobre una situación o un desenlace estamos irradiando energía de pensamiento por todo el universo.
dot Afirmaciones. Gawain dice que las afirmaciones fijan lo que imaginas. Tienen que formularse en tiempo presente y deberían llevar verbos.
dot Aceptar lo bueno. Antes de visualizar asegúrate de que estás dispuesto a aceptar lo que te venga.
dot Creer. No hace falta que creas en ninguna vida espiritual o metafísica para que te funcionen las visualizaciones creativas ya que todo el poder que necesitas para que tengan éxito ya está dentro de tí.
dot Salud y prosperidad. Puedes sanarte a ti mismo o a los demás visualizando la perfecta salud y de paso empezarás a comprender la verdadera abundancia del universo.
Shakti GAWAIN en “Visualización creativa”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

¿Cómo ser feliz?

Csikszentmihalyi ante la pregunta de por qué es más difícil ser feliz responde que lo es porque el universo no fue hecho para nuestra felicidad. Las religiones y las mitologías han sido creadas para proporcionarnos algo de seguridad ante este hecho pero el conocimiento de primera mano revela su verdad cruelmente una y otra vez. Afirma que es mejor concebir el universo en términos de orden y caos (entropía). El hecho de que un ser humano saludable encuentre agradable el orden nos da una pista sobre su valor intrínseco y sobre su papel en la creación de la felicidad. Llevar el orden a la consciencia, controlar la mente es entonces una llave hacia la felicidad. El autor empezó su investigación en base a la pregunta ¿cuándo está la gente más feliz? El resultado fue que los mejores momentos no acontecían por azar según el capricho de los eventos exteriores sino que podían ser razonablemente previstos en relación al desarrollo de determinadas actividades. Las actividades de valor más elevado que al ser emprendidas eliminan las preocupaciones o los pensamientos relacionados con cualquier otro asunto fueron definidas como experiencias óptimas o simplemente fluir. Tú y yo podemos reconocer nuestras experiencias de flujo por una simple característica: son aquellas que parecen parar el tiempo. Paras de actuar y simplemente actúas. La lección de la experiencia óptima es que estamos genuinamente felices mientras tenemos el control.
La investigación del autor descubrió algo fascinante sobre la experiencia del fluir y es que tras cada experiencia una persona se convierte en algo más que la persona que era anteriormente. Cada elemento que se absorbe así como cada perfeccionamiento de una habilidad ensanchan la personalidad y le otorgan un orden superior conformando un individuo cada vez más extraordinario. Eso explica por qué las experiencias del fluir pueden resultar adictivas porque la vida sin ellas parece estática, aburrida y falta de significado. La felicidad y el sentimiento de propósito pueden incrementarse sencillamente haciendo más de lo que nos gusta hacer. Resume que el sentido de la vida es todo aquello que tiene sentido para mí.
Con el incremento de la prosperidad, si una mayor parte de la población se empeña en hacer lo que más ama, toda nuestra actitud hacia el tiempo acabará cambiando. El tiempo dejaría de estar dividido por los modelos productivos de una cultura industrial con su estricta segregación entre trabajo y ocio. El tiempo sería determinado por nuestra actitud individual y subjetiva hacia la actividad concreta en la que estamos empeñados discriminando entre las actividades que inducen el fluir y las que no lo hacen.
Mihaly CSIKSZENTMIHALYI en “Fluir”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

¿Cuándo hay que hacer la colada?

Un aspecto interesante del cambio es que llega de manera inesperada. No hay que fijarse si un acontecimiento es bueno o malo, piensa, en cambio, si puede representar un cambio importante en tu vida. Si el acontecimiento te parece de poca importancia, no te preocupes, puede que lo que ves sea solamente la punta del iceberg del cambio y que, por debajo, se estén produciendo transformaciones de orden psicológico. Puede ser útil observar el cambio en el contexto del entero camino de la vida.
Bridges esboza tres etapas de cambio:
dot Final. Antes de volver a empezar tienes que pasar por un final. En esta etapa puede que sintamos la necesidad de incumplir los compromisos de nuestra experiencia habitual. Nos puede surgir un sentimiento de desidentificación, es decir, no tenemos claro quiénes somos. Las viejas motivaciones han desaparecido. La etapa siguiente puede ser el desencanto en el que comprendemos que nuestra antigua manera de ver el mundo no era reflejo de la realidad. Esta puede ser la primera etapa del cambio pero también la última. Los finales, aunque a veces lo parezca, no provocan nuestro fin.
dot La zona neutra. En general, deseamos escapar cuanto antes de la incomodidad que sigue a la conmoción de un final. Sin embargo, ésta puede convertirse en una de las etapas más valiosas de tu vida: aunque te hayan hecho daño, estás preparado para considerar nuevas formas de ser y de actuar. Bridges tiene varias sugerencias para esta etapa: asegúrate que tienes tiempo para estar solo con el objeto de conectar con tus sueños y tus pensamientos, escribe un diario o tu autobiografía para escribir de nuevo la historia de tu vida y, por último, intenta descubrir qué es lo que realmente deseas y cuál es el propósito de tu vida.
La mayoría de los personajes importantes del pasado (San Pablo, Mahoma, Dante, Buda) vieron la necesidad de irse al monte o al desierto. Los seres humanos durante siglos se han retirado del mundo y siguen sintiendo la necesidad de hacerlo.
dot Nuevos comienzos. Los comienzos, a menudo, sólo se pueden ver de forma retrospectiva ya que mientras acontecen no parecen ser nada especial. Cuando estamos preparados para el cambio saldrán las oportunidades y será una época excitante. Conoceremos a una persona en una fiesta a la que no queríamos ir y acaba siendo nuestra esposa o abriremos un libro en casa de un amigo que nos transformará para siempre. Pero conviene mantener la calma y conservar al menos algo de continuidad con tu vida anterior. No te desanimes demasiado si las cosas no cambian tan rápido como esperabas mientras todavía sean frescas las intuiciones que tuviste durante la etapa del limbo.
Bridges recuerda el dicho Zen: “Tras la iluminación, toca hacer la colada“.
William BRIDGES en “Dirigiendo el cambio”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

Deseo o propósito

El joven guerrero Arjuna, de la familia real de los Pandava, no desea entablar batalla con sus primos de la familia de los Kaurava, ¿y por qué debería quererlo? El lector sólo puede estar de acuerdo con que hacerle la guerra a su propia familia es una locura. El relato es, sin embargo, alegórico ya que trata de la acción y la no acción y nos presenta los conceptos de karma y dharma. Lo que existe, existe por alguna razón, aunque esta razón esté ahí para ser combatida. Sería agradable apartarse de la vida, estar por encima de todo, pero no se puede. Por estar vivos, no podemos impedir la acción o sus consecuencias: esto es el karma. ¿Si debemos lanzarnos a la vida, quién debería ser nuestro guía? Existe la acción motivada por el deseo y la acción dirigida por un propósito. La primera parece más fácil, ya que nos permite vivir sin cuestionarnos nada y requiere poco autoconocimiento. Sin embargo, va en contra de la esencia de la ley universal y suele inducir el espíritu a alejarse de nuestras vidas. La acción intencionada parece más complicada y oscura pero es en realidad el camino más natural, representa la salvación de nuestra existencia e incluso la fuente de nuestro placer. Esta es la acción que brota del dharma.
La Bhagavad-Gita es un libro magnífico porque encarna la mente racional capaz de escoger la acción intencionada por encima de la automaticidad de una vida dirigida por el deseo. En realidad, la razón es el proceso por el que descubrimos nuestro lugar dentro del esquema general del universo y en particular el trabajo o las acciones por las que nuestra existencia se ve justificada y plenamente realizada. La razón es entonces lo que nos convierte en seres humanos.
La Bhagavad-Gita distingue los tres elementos constitutivos de la naturaleza: Tamas (la oscuridad), Rajas (el fuego) y Sattva (la luz). Un estilo de vida Rajas se traduce en una vida llena de acción y de constante ocupación, con mucha dispersión, un hambre insaciable de novedades, falta de reposo y deseo por las cosas y las personas. Se trata de ganar y obtener, de una vida centrada en lo que es mío y lo que no es mío todavía. Tamas simboliza la inercia, la insipidez, el descuido, la ignorancia lo que hace que sea una vida bastante mediocre. Sabrás que estás experimentando una vida Sattwa cuando las intenciones son nobles y cuando sientas paz cumpliendo tus acciones. Tus obras se convierten en tu templo y las realizarás aunque no recibieras ninguna recompensa.
La Bhagavad-Gita enseña que puedes lograr sentirte bien contigo mismo sin necesidad de reconocimiento externo: tú sabes que realmente vales mucho. Uno de los campos principales para llegar a este nivel es la meditación que aporta el desapego respecto a emociones tales como el miedo y la codicia. El libro insiste en remarcar que la persona iluminada permanece inmunizada frente al éxito o al fracaso y no se deja llevar por los acontecimientos o las emociones.
BHAGAVAD-GITA

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

Página 1 de 2

2017 - Miquel Pavón