Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: útil

Weisshorn (4505 m)

dot Situación: Las afiladas siluetas de las tres aristas todas ellas sorprendentemente simétricas en su forma se empinan hacia el punto más elevado del Weisshorn que es la segunda cumbre más elevada de las que están enteramente situadas en territorio suizo.
dot Aproximación: El acceso por el este es por Randa que está en el Mattertal y el acceso por el norte o el oeste es por Zinal situado en el val d’Anniviers.
dot Puntos de partida:
Zinal (1678 m). Situado en el valle de Anniviers que entra en el valle del Rhône al sur de Sierre. Está a 28 Km de Sierre. Hay servicio de autobús. Tiene hoteles, pensiones, posadas, camping y albergue juvenil.
Randa (1439 m). En el Mattertal a unos 23 Km de Visp (valle del Rhône). Hay servicio de autobús y ferrocarril. Hay aparcamiento. Tiene hoteles, pensiones, posadas y un camping situado entre Randa y Täsch.
dot Ruta normal:
Arista este. AD (secciones de III-). Hasta 45 grados de inclinación. Son unas 7 horas y 1600 metros de desnivel desde el refugio Weisshorn. Se trata de una trepada en roca y nieve.
Desde el refugio la ruta nos consumirá unas tres horas hasta el collado. A partir de aquí hay peligro de desprendimiento de rocas especialmente en el regreso. Luego una tediosa y azarosa trepada por terreno suelto conduce hasta donde comienza la arista este. Nada mas comenzar se inclina inmediatamente y las placas verglaseadas dan algún que otro susto. Continúa luego un gendarme tras otro. Después de la punta de 4178 metros hay unos 400 metros de nevero que nos conducirán hasta arriba con algunos puntos perversamente expuestos a las cornisas.
dot Otras rutas:
Arista suroeste (Schalingrat). D (varios largos de IV). Son unas 6 horas y unos 750 metros de desnivel desde el Schalijoch. Es una escalada en roca pero con complicaciones en el glaciar para llegar al Schalijoch.
Arista norte. AD+ (secciones de III). Son unas 6 horas y unos 450 metros de desnivel desde Weisshornjoch. Aproximadamente unas 8 horas desde el refugio Tracuit. Hay algo de roca pero la mayor parte es una escalada mixta.
Arista occidental (Younggrat). D- (zonas de IV-). Son unas 8 horas y unos 1550 metros de desnivel desde la cabane d’Ar Pitetta hasta el Gran Gendarme. Es una elegante escalada en roca. Es útil como vía de descenso.
Cresta noreste. D+. Hasta 55 grados de inclinación. Son unas 6 horas y 1100 metros de desnivel desde el pie de la pared. Se trata de una ruta de hielo y nieve con complicaciones en la zona del glaciar.
Pared oeste. MD. Muy expuesta por la caída de piedras.
dot Refugios: refugio Rothorn (3198 m), refugio Weisshorn (2932 m), vivac Schalijoch (3750 m) y refugio d’Ar Pitetta (2786 m).
dot GPS (WGS84): 32T 400413 5113374.
dot Mapas: Evolène (núm. 1327), Suisstopo a escala 1/25000. Cervino, Breuil Cervinia (núm. 108). Instituto geográfico italiano a escala 1/25000.

La felicidad no es ningún lujo

El libro es una mezcla de lo que piensa el Dalai Lama sobre diferentes cuestiones con las reflexiones personales y científicas de Howard C. Cutler sobre las mismas. Cuando Cutler empezó a trabajar el libro estaba empapado de determinadas creencias derivadas de su trasfondo científico y occidental, como por ejemplo, que la felicidad fuese un misterio y que lo máximo a que podemos aspirar es a evitar la desgracia. El Dalai Lama le convenció que la felicidad no es ningún lujo sino el propósito mismo de nuestras existencias. Le indicó, además, que hay un camino concreto que nos lleva a la felicidad. Primero tenemos que identificar los factores que invariablemente nos conducen al sufrimiento y aquellos que nos conducen a la felicidad. Luego, tenemos que empezar a eliminar los factores que causan sufrimiento y a cultivar aquellos que traen felicidad. El punto más sorprendente a propósito de la felicidad es que su logro es científico y exige disciplina.
dot La felicidad tiene varios niveles. Según el Budismo hay cuatro factores: la riqueza, la satisfacción mundana, la espiritualidad y la iluminación que crean la totalidad de la búsqueda individual de la felicidad. Una buena salud y un círculo de amigos íntimos son también factores importantes pero la puerta a todas ellas está en nuestro estado mental.
dot Una vía directa a la felicidad es cultivar el afecto y la conexión con otros seres humanos. Busca siempre lo que tienes en común con los demás y nunca te sentirás solo.
dot Aunque parezcan muy poderosas las emociones y los estados mentales negativos no tienen fundamento en la realidad. Todas las emociones si se practican regularmente aumentan de tamaño. Se sugiere que cultivemos de continuo lo positivo. Todas las buenas costumbres empiezan siendo pequeñas pero los beneficios finales que producen son muy grandes.
dot Un estado mental positivo no solamente es bueno para tí sino que beneficia a todos aquellos que entran en contacto contigo y así cambia literalmente el mundo.
dot Actuar de forma sana en lugar de hacerlo de forma insana no es una cuestión religiosa o moral sino que representa la diferencia concreta entre la felicidad y la infelicidad.
dot No confundas la felicidad con el placer.
dot La felicidad es algo que se desarrolla a lo largo del tiempo.
dot Con el tiempo tienes que intentar eliminar las emociones negativas especialmente la ira y el odio y sustituirlas por la tolerancia y la paciencia.
dot Sugiere que la naturaleza fundamental del ser humano es amable.
dot La compasión es útil. Solamente si vemos y sentimos desde el punto de vista de los demás seremos realmente capaces de establecer vínculos profundos con ellos.
dot Nunca estar solo. El antídoto a la soledad consiste en estar preparados a conectarnos con cualquiera.
dot Distingue entre el amor basado en el apego y el amor basado en la compasión.
dot Si no logras cultivar la compasión, que es la habilidad de sentir el sufrimiento de los demás, perderás el sentimiento de pertenencia a la raza humana que es una fuente constante de calor y de inspiración.
Dalai LAMA y Howard C. CUTLER en “El arte de la felicidad”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

¿Cuándo hay que hacer la colada?

Un aspecto interesante del cambio es que llega de manera inesperada. No hay que fijarse si un acontecimiento es bueno o malo, piensa, en cambio, si puede representar un cambio importante en tu vida. Si el acontecimiento te parece de poca importancia, no te preocupes, puede que lo que ves sea solamente la punta del iceberg del cambio y que, por debajo, se estén produciendo transformaciones de orden psicológico. Puede ser útil observar el cambio en el contexto del entero camino de la vida.
Bridges esboza tres etapas de cambio:
dot Final. Antes de volver a empezar tienes que pasar por un final. En esta etapa puede que sintamos la necesidad de incumplir los compromisos de nuestra experiencia habitual. Nos puede surgir un sentimiento de desidentificación, es decir, no tenemos claro quiénes somos. Las viejas motivaciones han desaparecido. La etapa siguiente puede ser el desencanto en el que comprendemos que nuestra antigua manera de ver el mundo no era reflejo de la realidad. Esta puede ser la primera etapa del cambio pero también la última. Los finales, aunque a veces lo parezca, no provocan nuestro fin.
dot La zona neutra. En general, deseamos escapar cuanto antes de la incomodidad que sigue a la conmoción de un final. Sin embargo, ésta puede convertirse en una de las etapas más valiosas de tu vida: aunque te hayan hecho daño, estás preparado para considerar nuevas formas de ser y de actuar. Bridges tiene varias sugerencias para esta etapa: asegúrate que tienes tiempo para estar solo con el objeto de conectar con tus sueños y tus pensamientos, escribe un diario o tu autobiografía para escribir de nuevo la historia de tu vida y, por último, intenta descubrir qué es lo que realmente deseas y cuál es el propósito de tu vida.
La mayoría de los personajes importantes del pasado (San Pablo, Mahoma, Dante, Buda) vieron la necesidad de irse al monte o al desierto. Los seres humanos durante siglos se han retirado del mundo y siguen sintiendo la necesidad de hacerlo.
dot Nuevos comienzos. Los comienzos, a menudo, sólo se pueden ver de forma retrospectiva ya que mientras acontecen no parecen ser nada especial. Cuando estamos preparados para el cambio saldrán las oportunidades y será una época excitante. Conoceremos a una persona en una fiesta a la que no queríamos ir y acaba siendo nuestra esposa o abriremos un libro en casa de un amigo que nos transformará para siempre. Pero conviene mantener la calma y conservar al menos algo de continuidad con tu vida anterior. No te desanimes demasiado si las cosas no cambian tan rápido como esperabas mientras todavía sean frescas las intuiciones que tuviste durante la etapa del limbo.
Bridges recuerda el dicho Zen: “Tras la iluminación, toca hacer la colada“.
William BRIDGES en “Dirigiendo el cambio”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

2017 - Miquel Pavón