Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: vistazo

Guía alpina de Gredos

dot Muy a mi pesar Gredos me cae lejos. No obstante, creo que la mejor época para visitar la Sierra es durante las fiestas navideñas. Un lugar donde se suele dejar el coche es el que se conoce como La Plataforma. Nombre, la verdad, un poco curioso. Lo que suele pasar es que allí la vista de montañas es más bien escasa y para ello hay que andar. La primera dificultad que debemos superar son los conocidos Barrerones que no deja de ser una cuesta de “armas tomar”. Eso sí, la vista en cuanto se llega arriba cambia por completo y se presenta de un sólo vistazo la majestuosidad del circo de Gredos.

Vista de la subida de los Barrerones desde La Plataforma.
Y ahora una vista desde Los Barrerones de lo que dejamos atrás.

 

PRINCIPALES CUMBRES DE GREDOS
dot Pico del Moro Almanzor 2592
dot La Galana 2568
dot Risco del Gutre 2538
dot Ameal de Pablo 2505
dot Risco Moreno 2478
dot Risco de Cinco Lagunas 2418
dot Morezón 2365
dot Los Tres Hermanitos 2363
dot La Mira 2343
dot Pico Rucho  
dot Las Agujas Rojas  
dot Galayos  
diccionario de montaña

Después del panching hacemos rafting (primera parte)

7 de agosto del 2006.
Ha sido un año muy duro en muchos sentidos. Ya me hacía falta algo de descanso. Y para colmo este mes de julio ha sido el más caluroso de los últimos 30 años como mínimo. Así que el deseo de ir a pasar unos días de vacaciones a Laspaúles este año era muy grande. Siempre me ha ido bien para descansar, leer, pensar y aburrirme. Normalmente cada año cuando llego necesito un par de días hasta que me recupero y empiezo a hacer actividades. Este año he necesitado casi una semana. La verdad es que me ha ido muy bien. Pero una vez terminado el panching pronto llegan las ganas de hacer algo.
Una de las baterías de la furgoneta no acaba de funcionar muy bien. Durante el invierno al estar aparcada en un parking subterráneo se ha descargado totalmente muy amenudo y ahora le cuesta cargarse bien. Tanto es así que decido ir al servicio técnico de la Volkswagen para que le den un vistazo. Llamo al teléfono de información de la compañía y me dicen que los más cercanos los tengo o en Andorra o en Barbastro. Como el que tengo más cerca es el de Barbastro a primera hora nos encaminamos hacia allí.
En Barbastro nos dicen que no están homologados por la compañía para revisar los modelos California y Tuareg de una forma muy amable. Con la misma amabilidad nos despachan al servicio técnico vecino que está en Monzón para que allí nos cambien la batería por otra puesto que según me informan está en garantía. En Monzón la amabilidad ya brilla por su ausencia. Nos dicen que trabajan mucho. A mí eso me importa bastante poco la verdad. Y nos mandan literalmente a tomar viento fresco. Ni nos quieren dar hora, ni nos quieren mirar lo que pasa, ni nos ofrecen más solución que nos regresemos a casa. Mi hijo no lo entiende. Pero le explico que como ellos no tienen nada que ganar con nuestra reparación pues que ni se molestan en atendernos. Y es que eso es dar servicio al cliente y lo demás son tonterías ……
Así que nos regresamos igual como hemos llegado esperando que la batería se arregle sola por arte y misterio de la ciencia ….. Y así será …… Supongo que al cabo de una semana enchufada a la corriente del cámping y recibiendo la energía solar de la placa que le puse se arrgló. No tengo ni idea pero parece que ya funciona bien. De regreso paramos en Campo justo delante de la oficina de la empresa de rafting Éseraventura. Pido información y nos animamos a realizar el descenso. Nos dan hora para las 4:30 de la tarde así que aprovecharemos para comer algo antes. Cuando ya es la hora nos informan que los graciosos gestores del pantano han incumplido los horarios y han dejado el río sin agua. No vale la pena bajar hoy así que lo aplazamos para el día siguiente a las 3:00 de la tarde.
8 de agosto del 2006.
Es el día D a la hora H. Tenemos 32 euros por persona menos en el bolsillo. Hemos contratado un recorrido que se considera familiar apto para personas mayores de 10 años como mínimo. La bajada es por el río Ésera desde el pueblo de Campo y aguas abajo unos 7 kilómetros. Tiene prevista una duración de algo más de una hora. El nivel de dificultad se considera de II y III grado. El nombre con el que se le denomina este tramo es “Silla”. Hay la opción de alargar el descenso unos 5 kilómetros más pero el tramo ya tiene una dificultad de III y IV grado y ya no se permite el descenso a los menores de 14 años como mínimo. A este tramo se le conoce con el nombre de “Pirámides”. Nosotros no lo haremos porque mi hijo tiene justo los 10 años. Ya regresaremos dentro de unos años para hacer las Pirámides …. pues …..
rafting por el río Ésera
Bajando el material …… con su permiso ¡¡¡¡¡claro!!!!!! …….
rafting por el río Ésera
Encasquetándome …….
rafting por el río Ésera
Encasquetándose ……..
rafting por el río Ésera
Morituri vos salutan …. más o menos claro ….. y sería en castellano algo parecido a que los muertos nunca saludan ……
rafting por el río Ésera
Primera explicación …. las barcas de rafting no tienen ruedas ¡!!!!!!!!
rafting por el río Ésera
Explicación bien entendida …….
rafting por el río Ésera
Segunda explicación: cómo se saludan a los dioses del río …..
rafting por el río Ésera
Tercera explicación: cómo se rema cuando llegan los enemigos ……
rafting por el río Ésera
Cuarta explicación: cómo se saca al pringao que cae al agua ……
rafting por el río Ésera
Y quinta explicación: cómo atar a una chica guapa …..
rafting por el río Ésera
Y ….. Una primera cascadita para ir abriendo boca …….
rafting por el río Ésera
Barco vikingo al ataque …..
rafting por el río Ésera
El naufragio de los vikingos ……
rafting por el río Ésera
El poder indestructible de los vikingos …..
rafting por el río Ésera
Vikingos de cachondeo …….
rafting por el río Ésera
Con tanto cachondeo vikingo se pierden los remos ……
rafting por el río Ésera
Y el problema es recuperarlos ……
rafting por el río Ésera
Claro que …… al igual que pasa en las películas …… al final todo acaba bien ……
rafting por el río Ésera
La alegría es generalizada ……
rafting por el río Ésera
Cualquier obstáculo es superado por nuestros valientes vikingos …..
rafting por el río Ésera
No hay quien los detenga ……
rafting por el río Ésera
Son los señores más poderosos del río ……
rafting por el río Ésera
Hasta que pasa lo que tenía que pasar …….
rafting por el río Ésera
Que vuelca la embarcación ……
rafting por el río Ésera
Y es que no se puede ir hacia atrás …..
rafting por el río Ésera
Y luego hacia adelante …… si no quieres acabar volcado ……
rafting por el río Ésera
Después de un esfuerzo final …..
rafting por el río Ésera
Y por poca ventaja sobre sus competidores ……
rafting por el río Ésera
Ganan la carrera nuestros invencibles vikingos …….
rafting por el río Ésera
¿Pasandoooooo noooooooooo?
Y colorín colorado esta crónica se ha acabado ……
Aunque si os habeis quedado con más ganas …. siempre podeis ver la segunda parte y la tercera parte !!!!
© Miquel J. Pavón i Besalú. Año 2.006.

La primera vez que la tercera vez no ha sido “la vencida”. ¿Será la cuarta vez la última vez? …. La Barre des Écrins (4101 m)

En este especial fotográfico os voy a enseñar las fotos que se pueden hacer subiendo a la Barre des Écrins por el Glacier Blanc. Impresionante. El camino hasta el refuge des Écrins puede hacerse en un tiempo, más o menos rápido, en función de muchas variables (nuestra forma física, el peso a transportar, el estado de la nieve, …) pero casi hay que contar unas seis horas. Tiempo que si se destina a contemplar el paisaje cambiante, como vereis a continuación, seguramente será uno de los mejores a mantener en el recuerdo. No subais el valle con prisa: es un error. Además, resulta que es uno de los “cuatromiles” que se me resiste y por lo tanto no voy a tener muchos inconvenientes en volver a recorrer este paisaje una vez más … Las fotos, que vais a ver, corresponden mezcladas a las tres veces que he subido (una en el año 1985, otra en el 1987 y la última en el 2001). Es fácil distinguirlas por la cantidad de nieve que se ve. Dejemos pues el coche aparcado en le Pré de la Madame Carle y empecemos a subir …
No se ha caminado un cuarto de hora, para cruzar el gran llano, que empiezan unas primeras rampas y ya a nuestra izquierda aparece el valle del Glacier Noir y al fondo se distingue muy bien el temible col des Avalanches. A la derecha del col sube ya sin intermedios la gran pared hasta la misma Barre des Écrins que se la conoce como la cara sur. A la izquierda resalta el afilado Fifre y el algo más fácil Pic Coolidge (jejeje! esto casi es una broma de mal gusto …).

Fifre y Coolidge
Fifre y Coolidge

Subimos las primeras rampas y nos encontramos el cruce de caminos. Uno que nos conducirá al Glacier Noir y el otro al Glacier Blanc. Suele ser momento para mostrar las primeras debilidades ante la cuesta que nos espera y la excusa suele ser perfecta: el paisaje. Es lo mismo que lo anterior pero quizás lo que se muestra con toda su gran magnitud es la vertiginosa pendiente de la interesante pared sur a la Barre des Écrins.

pared sur de la Barre des Ecrins
pared sur de la Barre des Ecrins

La subida ya puede con los más fuertes. Incluso ellos van a tener que parar para recuperar el aliento. El repechón que nos permitirá superar la cota de la Tête du Vallon nos va a deparar algunas sorpresas. La vista va perdiendo el valle del Glacier Noir. Poco a poco empezaremos a ver la morrena terminal del Glacier Blanc. Aunque, de momento, no la llegaremos a ver aún. Veamos en un último vistazo el valle que vamos a dejar.

Glacier Noir
Pré de la Madame Carle

Enfrente … el impresionante macizo del Mont Pelvoux …

Mont Pelvoux

Y lo que se nos acerca …

Pic Coolidge
Glacier Blanc

Una vez llegamos arriba el camino va a cruzar el río. Un torrente aparece con una fuerza increíble debajo del gran glaciar. Quizás es el momento de reponer fuerzas. Incluso admirar las proezas de algún aficionado a la escalada en hielo. Y, como no, empezar a pensar en superar un segundo gran desnivel que nos conducirá directamente al mismo refuge du Glacier Blanc. Os pongo de lado dos fotos realizadas casi desde el mismo lugar: la de la izquierda es del año 1985 y la de la derecha del año 2001. Podreis apreciar claramente el diferente tamaño del glaciar entre una y otra foto.

Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins

Ahora entiendo porque se llama refuge du Glacier Blanc … La verdad es que no se han tenido que esforzar mucho con el nombre …

Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins

Justo a la salida del refugio ponen un letrerito diciendo que el camino empieza a ser de alta montaña … Y digo yo. ¿Dónde estamos ahora pues? Jejeje! Y es que quieren indicar que a partir del refuge du Glacier Blanc empiezan las dificultades técnicas. Advierten la cosa a la gran cantidad de turistas que recorren este primer tramo. En realidad la única dificultad que hay hasta este punto es única y exclusivamente el andar. Mucho andar. Pero sólo andar. Veamos las dificultades que nos va a deparar el camino.

Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins

Terminado el tercer tramo de gran pendiente llegamos al borde del gran plateaux. Este tercer tramo nos ha permitido superar todo el desnivel del frente glaciar. Hemos llegado a la lengua del glaciar. El camino se suaviza un poco. Terminan las dificultades de la zona de las grietas pero hay que mantener la prudencia. Un paso en falso nos puede hacer pisar un débil puente de nieve y con él caer dentro de una grieta oculta. Nos queda más de un kilómetro hasta el refuge des Écrins. Un paseo por encima de los tresmil metros sobre el nivel del mar.
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
La vista encima de la lengua del glaciar es sublime. Normalmente ya no se habla con el amigo. Vas andando sumergido en tus pensamientos. Hay un horizonte nuevo. El del hielo. Un frío glacial te penetra por todo el cuerpo. Hay que abrigarse y mucho. Esto es el reino del viento. Campa a sus anchas …

Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins
Glacier Blanc des Ecrins

A nuestra izquierda tenemos al nuevo inquilino de nuesta vista: la Barre des Écrins.

Barre des Ecrins

La Barre des Écrins esconde sorpresas. Va a intentar seducirnos. No nos va a mostrar su cara directamente. Tendremos que ir girando poco a poco en el valle siguiendo la gran curva. Lentamente. Muy lentamente.

Barre des Ecrins
Barre des Ecrins
Barre des Ecrins
Barre des Ecrins
Barre des Ecrins
Barre des Ecrins

Subir desde el plató al refuge des Écrins nos va a poner a prueba nuestras últimas fuerzas. Una “subidita” final de unos 150 metros de desnivel. Pero al fin podremos dar descanso a nuestro cuerpo, reponer fuerzas, comer alguna cosa y dormir. La subida desde el refuge des Écrins empieza muy temprano. Más de lo que te imaginas. Esta vez no tuvimos la ayuda que le corresponde a quien madruga. La nieve estaba muy blanda. Hasta las rodillas. Con mucho trabajo realizamos toda la subida de la gran pared que va desde la base hacia la izquierda hasta llegar a la gran rimaya somera. Una vez allí arriba depende de como esté la rimaya que se pueda cruzar por un lado u otro. Normalmente hay que hacer una gran travesía hacia la derecha para ir a buscar el Dôme de Niege. Nosotros llegamos a la cota de los cuatro mil metros casi. Enfrente de la gran y última gran rimaya. No la pudimos cruzar. En la foto se ve claramente como hay el problema del gran desnivel vertical que, hasta cierto punto, es superable. El problema real está en el hueco de su base. No se puede saber si te va a tragar una grieta oculta. Lo más seguro es que sí. En realidad las huellas terminan aquí. Nadie ha continuado más. Por algo será …

rimaya
rimaya

Con la alegría de haber llegado hasta donde se ha podido llegar. Convencidos que hoy la montaña no se va a dejar subir. Os dejo con la foto de lo que se ve desde el lugar más alto que he podido llegar. Al subir arriba de una montaña, que se podía ver el mar desde la cumbre, Néstor, mi hijo de cinco años, me dijo maravillado … ¡papa! yo no sabía que el mar es tan grande … Sí lo es, sí ….

Glacier Blanc des Ecrins

DATOS GPS DEL ITINERARIO DESCRITO
Refuge Cézanne – Pré de Madame Carle 32T 296119 4977286 1893
Cruce caminos Glacier Noir – Glacier Blanc 32T 295435 4977946 2037
Pont sur le T. du Glacier Blanc 32T 295757 4978714 2279
Cruce caminos Ancien ref. Tuckett – ref. Glacier Blanc 32T 295926 4978965 2463
Refuge Glacier Blanc 32T 295843 4979492 2580
Refuge des Écrins 32T 293650 4980622 3186
dot Guía excursionista: Barre des Écrins.
dot Mapa: A6: Écrins, Burg d’Oisans, Briançon. IGN Rando 1/50000.
© Miquel J. Pavón i Besalú. Año 2.002.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén