Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: vivaquear

Russell (3212 m)

dot  Situación: Es un tresmil del Pirineo Central que está en el sur del macizo de la Maladeta. Está en la frontera de los términos municipales de Bono y Benasque de la comarca oscense de la Ribagorça.
dot Foto: Vista de la cresta completa que va del Russell al Margalida. El Russell es el que aparece más a la izquierda. Foto realizada en el mes de julio del año 1.983.
Pico Russelldot Aproximación: El acceso por el norte, este y sur es por el valle de Salenques. Mientras que, el acceso por el oeste es por el valle de Llosás por donde transcurre la ruta normal.
dot  Ruta normal:
Canal NO (ruta de la Gran Cornisa). F (II). Esta ascensión tiene un desnivel de 1235 metros. Una vez conseguimos empezar a andar, habiendo superado los obstáculos que nos va a deparar el transporte público, seguiremos por una pista forestal que coincide con el trayecto del GR-11. Al final de una larga recta nos encontramos con un cruce. Si vamos a la izquierda entraremos al valle de Coronas y si vamos a la derecha entraremos al valle de Llosás. El valle de Llosás se sigue en su totalidad hasta llegar al ibón cerrado por una característica pared. La ruta del GR-11 la dejaremos en la pleta de Llosás que cruzará en este punto el río. Hay sitio para acampar o vivaquear en los prados, en la pleta o a las orillas del ibón de Llosás. Otra cosa es que esté permitido. Sin comentarios puesto que la cosa me tiene muy hartito. Una vez en el ibón nos dirigiremos a la derecha hacia el collado de Vallhivierna. Al poco rato habrá que desviarse cuesta arriba dejando el camino del collado para subir por unos prados y lajas a lo bruto. El desvío está algo señalizado y se encuentra junto a unas pequeñas cascadas de agua una vez hayamos dejado atrás el segundo ibón de Llosás. Superando el repechón llegaremos a la parte superior del circo que antiguamente albergaba el glaciar de Russell hoy desaparecido. Desde este punto se puede ir al Tempestades, Margalida o al Russell. Como explico el itinerario del Russell nos hemos de desviar lentamente hacia la derecha para llegar al pie de una canal muy característica y que queda muy definida que se encarama por un espolón rocoso. Hay una canal que se ve como sube a la cumbre en diagonal desde la base de la pared. La canal en cuestión tiene dos pasos y medio difíciles, de segundo grado clarísimos, y es bastante aérea no apta para cabezas con vértigo. Con nieve o hielo la cosa puede empeorar bastante. Los cuarenta metros de desnivel que hay desde el final de la canal a la cumbre son un paseo triunfal.
dot  Crónica: “La continuidad y superación de una obra” en la que se relata la ascensión a esta cumbre por el valle de Llosás.
Datos GPS de los puntos clave de la ruta por Llosás (RE50)
Refugio de Vallhivierna 31T 304950 4720503 1977
Cruce caminos valle Coronas – Llosás (GR-11) 31T 305377 4720530 1990
Prados de Llosás (GR-11) 31T 306203 4720070 2135
Pleta de Llosás 31T 306835 4720445 2219
Ibón de Llosás 31T 307552 4720982 2478
Cruce caminos collado de Vallhivierna – Tempestades / Margalida / Russell 31T 308254 4720770 2605
Camino al Russell 31T 308594 4721282 2936
Inicio de la canal del Russell 31T 308737 4721527 3048
Final de la canal del Russell 31T 308941 4721321 3168
Pico Russell 31T 309052 4721279 3212
 Otras rutas:
Cara este. F. La ruta va por el valle de Salenques y el estany Russell. Son unas 8 horas para unos 1800 metros de desnivel.
Arista sur. PD. La ruta va por el valle del río Bueno. Son unas 8 horas para unos 1800 metros de desnivel. Tiene algunas dificultades técnicas.
Arista sureste. PD (II+). Se alcanza la base de la arista por el valle de Salenques. Primero es bastante empinada y luego se suaviza. Son unas 8 horas para unos 1800 metros de desnivel.
Canal sur. F. La ruta va por el valle de Salenques y el estany Cap de la Vall. Son unas 8 horas para unos 1800 metros de desnivel.
Cara suroeste. AD (III). La ruta va por el valle de Llosás. Desde la base de la pared se parte por una chimenea cortada por pequeños muros verticales. Son unas 5 horas para unos 1300 metros de desnivel. Ruta dificililla.
Arista suroeste. AD (III). La ruta va por el valle de Llosás. La ruta primero va por unas losas de granito y luego ya por la misma arista. Hay que superar varias brechas. Son unas 6 horas para unos 1300 metros de desnivel.
dot Mapas: Aneto y Maladeta editorial Alpina a escala 1/25000 y Aneto-Posets-Maladeta IGN Rando a escala 1/50000.

La Forqueta (3022 m) y Turets (3011 m)

Datos GPS de los puntos clave de la ruta normal
Aparcamiento Pleta del Estallo 31T 293278 4721210 1545
Puente de Espigantosa 31T 293281 4721411 1594
Cabana de Les Riberes 31T 292126 4722755 1861
Refugio Ángel Orús 31T 291599 4722800 2124
Cruce del Torrente de Llardaneta 31T 290773 4723676 2461
Cruce del camino de la ruta real al Posets con el del collado de Eriste 31T 290443 4723946 2532
Ibón de Llardaneta 31T 289882 4723976 2690
Collado de Eriste (GR 11.2) 31T 289173 4723541 2876
La Forqueta 31T 289010 4723320 3022
Collado La Forqueta – Turets 31T 289061 4723301 2999
Turets 31T 289086 4723221 3011

  La subida es de unos 1477 metros de desnivel. No tiene unas dificultades técnicas especiales. La subida al collado de Eriste es muy empinada y con nieve o hielo puede ser necesario el uso de crampones. La cresta del collado de Eriste a La Forqueta en alguna ocasión hay que utilizar las manos. Asímismo la cresta de La Forqueta al Turets son imprescindibles las manos y hay que sortear el tramo más difícil por la vertiente oeste. Si nos encontramos nieve o hielo en este tramo la cosa puede tener su gracia y complicarnos un poco la vida. Por lo demás el camino está bien señalizado. La orilla del Ibón Llardaneta tiene unos rincones muy bonitos para vivaquear. Ah! y por último una vez en el cruce del camino real al Posets con el del camino del collado de Eriste no os pase como a mí … PK, mi compañero, que iba delante me mira un momento, una vez nos encaminamos hacia el collado, y me dice: “¡Miquel! mira detrás tuyo”. Me giro y veo una retaila de gente, unas 30 ó 40 personas, justo detrás mío siguiéndome con decisión. Me entra la risa. Y les grito … “… ¿qué vais al Posets? …”. Síiii, me contestan jadeando casi todos. “… ¡Pues no es por aquí! ¡Es por allá la ruta real! Os habeis equivocado …”.

Besiberri Nord (3022 m)

La imponente cresta de los Besiberris vistos desde riu Malodot Situación: Es una montaña de más de tresmil metros situada en el Pirineo catalán (España). El macizo de los Besiberris está en la zona alta de la Noguera Ribagorçana y la Noguera de Tor que forma el valle de Boí.
dot Acceso: Para ir desde el norte es por la población de Artíes de la vall d’Aran y hacer noche en el refugio de la Restanca. Por el este es por el valle del riu Malo partiendo de la presa de Cavallers (1723 m) que está cerca de Caldes de Boí. Y una última opción, es ir por el oeste remontando el valle de Besiberri que sale de la boca sur del túnel de Viella.
Los Besiberris vistos desde las ruinas del refugio Pere Borèsdot Ruta normal:
Vertiente este (valle del riu Malo). AD (III). En principio con el coche se puede llegar hasta la misma presa de Cavallers pero los gestores del Parque Nacional de Sant Maurici i Aigües Tortes han decidido que no sea así. Por lo tanto, según sea la época del año puede haber una aproximación extra desde la barrera del parque hasta la parte superior de la presa más o menos larga. Desde Cavallers se bordea por un camino el pantano hasta llegar a su final. Superando unas pequeñas pendientes pronto se llega a la Pleta del riu Malo. Aquí, junto a unos puentes de madera, hay el cruce que va al refugio Ventosa i Calvell o hacia los Besiberris. En la Pleta hay sitio para vivaquear (independientemente de si el parque lo permite o no) sobre la hierba aunque hay pocos sitios buenos. Saliendo de la Pleta el camino se endereza rápido. Se cruza una cascada de agua y algo más tarde el mismo río para poder llegar al estanyet de Besiberri. Prácticamente, se podría decir que en este punto se encuentra seguro la última agua del recorrido. Para llegar al collado se puede subir directamente por unas pendientes rocosas aprovechando las diferentes canales herbosas siendo mucho más fácil para aquellos que sean especialistas en adherencias. Antes uno se encaminaba, normalmente, hacia el refugio metálico de la brecha Peyta pero ahora no existe. Eso sí se suele ver en la brecha gente alucinando y buscando el preciado cobijo con pocos resultados positivos. Las marcas dirigen hacia el antiguo emplazamiento. La subida directa hacia el collado del Besiberri Nord no está muy bien marcada. Una vez en el collado superior estaremos justo al pie de la pared. Los hay que se encuerdan en este punto y los hay que no. La verdad es que la cosa se pone aérea, la dificultad aumenta y los no escaladores acaban optando, tarde o temprano, por una retirada honrosa. Y es que este pico es serio. Recorrer los últimos metros se puede hacer por diferentes sitios. El itinerario considerado como normal empieza por una canal dificililla y que necesita fuerza de brazos para superarla. Hay que ir por esta canal hasta llegar justo al filo de la aérea cresta. Creo que la opción del diedro es tirando a más difícil que ir por el lado aéreo de la derecha. Una vez en este punto hay que realizar una travesía hacia la izquierda para ir a buscar otra canal que suele estar helada. Superando la canal en cuestión nos encontraremos con una pared que se supera aéreamente por la izquierda. Si llegamos arriba de la pared deberemos dirigirnos de nuevo a la derecha, después de otra travesía a la izquierda, para encajar un par de canales más que nos conducirán a la cumbre. La última de las canales es quizás la más difícil del recorrido igualando en dificultad a la primera de todas. Lo más seguro es que esta descripción no te sirva casi de nada y lo mejor es que una vez allí sigas las fitas. Cuenta que para subir y bajar este tramo, si vas encordado y con reuniones, puedes llegar a tardar de dos a tres horas para subir y otro tanto para bajar. Si para bajar lo ves francamente mal lo mejor es que te dejes de historias y tires de rapel. Yo el destrepe lo ví mucho más complicado y difícil que la subida. En fin, ¡suerte!. ¡Ah! Se me olvidaba … esta segunda vez que lo subo hice uno de los vivacs más bonitos de mi vida en la misma cumbre ….. aaaaa …. y lo afirmo fehacientemente por si se me desea multar …. En realidad en el vivac sólo caben dos personas. Pero comentábamos que si hubieran llegado dos excursionistas (femeninas) más para ellas seguro que hubiera habido sitio de sobra (jejeje).
Desde la presa de Cavallers hay unos 1200 metros de desnivel que se pueden hacer en unas 5 horas.
Si te interesa saber más sobre esta ruta tengo una crónica que relata esta excursión hecha unos años antes  [ver crónica].
Refugio vivac de Besiberridot Otras rutas:
Vertiente norte (por Estany de Mar). AD (III). Hay unas 4 horas y unos 1000 metros de desnivel desde el refugio de La Restanca. La ruta va a subir hasta la brecha Peyta para luego continuar la misma cresta que la ruta normal.
Cara oeste (vall de Besiberri). AD (III). Son unas 4 horas para unos 800 metros de desnivel. Es una pared de roca.
Cresta norte (canal de Rius). AD (III). Son unas 5 horas para unos 1000 metros de desnivel desde el refugio de La Restanca o el refugio de Besiberri.
Cresta de los Besiberris (Besiberri Nord al Besiberri Sud). AD (III). Es una cresta de un kilómetro aérea y muy bonita de hacer. Considerada una de las mejores del Pirineo. Son unas tres o cuatro horas. Terreno mixto. Ver: Besiberri Central (2995 m).
Vertiente noroeste (estany Tort de Rius). [ver epístola].
La cresta de los Besiberris vista desde el Besiberri Sud
dot Refugiosrefugi de Besiberri (2200 m), refugi Joan Ventosa i Calvell (2220 m) y refugio de La Restanca (2032 m).
dot GPS (RE50): 31T 321783 4719494.
dot GPS (WGS84): 31T 321692 4719274.
dot Datos GPS de la ruta normal por el vall del riu Malo (RE50):
Presa de Cavallers 31T 324196 4717090 1787
Pleta del riu Malo – cruce al refugio Ventosa i Calvell 31T 324366 4718792 1870
camino por el valle del riu Malo 31T 323411 4719030 2228
cruce del riu Malo I 31T 323142 4719092 2312
Estanyet de Riu Malo 31T 322768 4719277 2501
cruce del riu Malo II 31T 322425 4719204 2622
coll del Besiberri Nord 31T 321915 4719500 2940
Besiberri Nord 31T 321783 4719494 3022
dot Guía excursionista: Macizo del Besiberri.
dot MapasTuc de Mulleres-Besiberri editorial Alpina 1/25000 y Pica d’Estats-Aneto IGN Rando 1/50000.
dot Ver también la información del Besiberri Sud y Besiberri Central.

 

macizo del Besiberri

 

Carretera, carretera y Yelmo

21 de junio de 1982.
Como todas las excursiones esta ha sido divertida y dura todo lo que seas capaz de imaginarte.

Todo comenzó el domingo día 20 de junio a las 8.30 cuando nos damos cuenta de que no teníamos bicis suficientes y estábamos a punto de perder el tren. Teníamos previsto llevar las bicis en el tren hasta Ávila y desde allí pedalear hasta Gredos para hacer alguna excursión. Como vimos que nuestro transporte para Ávila lo perdíamos decidió Miguel J. sobre la marcha y con total improvisación ir a la Pedriza. El recorrido ahora será todo en bici desde Madrid y así ahorrábamos el dinero del tren.
Pasó el tiempo y finalmente todos tenían una bici. Algunas eran de carreras y otras no pero la cuestión es que ya todos teníamos una y ya podíamos marchar. Salimos de Madrid a buen ritmo y pedaleando fuerte pero pronto aparecieron las primeras víctimas. En la primera gasolinera de la autopista tuvimos que arreglar con cinta aislante una potente raja en la cubierta de la bicicleta de Carlos P. Pero para nosotros eso no era nada y gracias a la experiencia de Miguel J. estuvo solucionado en un abrir y cerrar de ojos. Continuamos los trece rodando por la carretera. Parábamos a menudo pues el cansancio, el calor y los dolores corporales se hacían notar en nosotros.

Y como merecimiento a nuestro esfuerzo paramos a comer o a desayunar ya no sé exactamente qué pues eran las doce del mediodía. Después de la suculenta comida llegamos a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios y desde allí seguimos el recorrido hasta que al fin, casi desesperados, llegamos al palacio de Chema. Rellenamos nuestro aparato digestivo y tuvimos mucho cuidado con su pino. Rápidamente nos embalamos directamente a Soto y buscamos un bar que nos dejara entrar para ver el partido de España contra Yugoeslavia del campeonato mundial de fútbol España-82.
Continuamos la aventura hasta que llegamos al pantano de Santillana. Había un gran cartel que anunciaba: “PROHIBIDO EL PASO. HIDRÁULICA SANTILLANA, S.A.” Pero eso no nos detuvo y pasamos ampliamente. Eso sí nos instalamos en un lugar oculto para vivaquear y los que quisieron fuimos a ver jugar a España.
Al día siguiente nos encaminamos hacia el Yelmo. Es un monte con una altura de 1714 metros formado en su mayoría de piedra granítica pero será mejor que me deje de sabidurías. Al grano. Bien remojados en un caño de agua comenzamos la primera subida. Ahora ya lo hacemos a pie. La primera parada fue muy corta pues no era muy necesaria. Paramos en un río donde Justo, Carlos y Jaime cazaron de todo. Entre sus presas y bichos varios destacaré dos culebras de agua que llegaron a conservarlas hasta el final de la excursión como mascotas. Aquí ya nos dividimos. Algunos continuaron subiendo y los otros se quedaron en el río. Llegó el momento crucial. Estábamos en la falda del Yelmo. Estábamos algo decaídos. Pero abrimos las latas de melocotón en almíbar y con su dulce jugo mojamos nuestro seco paladar quedando reanimadas nuestras mentes y repuestas nuestras fuerzas. Poco a poco seguíamos el camino que un tal Maesso había marcado con líneas blancas y amarillas. Los cardos hacían mella en nuestras piernas y el Sol quemaba nuestras espaldas sudadas y cansadas.


Pronto nos encontramos delante de una inmensa roca de unos 250 metros aproximadamente. No sabíamos por dónde proseguir. Había que escalar. Después de reconocer el terreno dimos con un camino que subía por una empinada chimenea. Cuando llegamos a la cima gritamos tres veces victoria.
Bajamos a la velocidad del rayo y llegamos pronto al pantano donde nos bañamos para limpiar la mugre. Luego bajamos a Soto para comprar comida para los días siguientes. En el nuevo amanecer nos bañamos en el pantano sin que nos viera nadie y desayunamos en gran cantidad para emprender la vuelta. A gran velocidad llegamos a la gasolinera en la que habíamos tenido la primera avería y desde allí ya fue todo sangre, sudor y lágrimas como dijo Wiston Churchill.
Nota del webmaster MJ: José Mª cuando me escribió esta historia tenía doce años …
© José Mª Garrido. Año 2.002.

2017 - Miquel Pavón