Blog de Miquel J. Pavón Besalú

Desvaríos escritos en cualquier hora intempestiva de la noche

Etiqueta: profundos

Las reglas de nuestra propia felicidad

Si consideras la vida como un sueño te preocuparías menos de los resultados y te concentrarías más en las reglas y en las leyes que te pueden llevar al éxito. Este es el camino de menor resistencia y que te brinda más tiempo para maravillarte ante el mundo. Si lo eliges decides volverte una persona de fe en lugar de ser una persona de miedo.
¿Alguna vez has percibido una especie de relámpago de inspiración en tu mente, una imagen de lo que podrías alcanzar o de la persona que podrías llegar a ser? Si te ha pasado es que has recibido un destello de tu designio divino de parte del universo. Pide una señal o un mensaje que te diga cuál es tu designio divino y te será revelado. No te asustes de que no sea lo que quieres: es muy probable que satisfaga tus deseos más profundos. Es bueno desear, pero es mejor que busquemos lo que nos pertenece por derecho divino ya que en cuanto lo recibamos sabremos que es nuestro más allá de toda duda.
Jugar con éxito al juego de la vida implica seguir lo que funciona en lugar de luchar contra lo que no nos gusta. El cambio, aparentemente sencillo, de una visión de la vida basada en la lucha y el combate para obtener la victoria a otra basada simplemente en confiar que el desenlace será positivo puede transformar tu vida. Obtendrás todo lo que quieres y es probable que esto ocurra rápidamente siempre que no tengas dudas y puedas desearlo sin preocuparte lo que significa tener la certeza de que tus deseos ya están siendo cumplidos.
Lo que nosotros tenemos que aprender a hacer es a quedarnos quietos y dejar que Dios o nuestra mente supraconsciente interior haga el trabajo. En la quietud podemos ver lo que hace falta hacer si es que hay algo que hacer. El resultado de vivir según una realidad falsa nos puede atraer desastres y enfermedades. El amor altruista es un rasgo que tendremos que adquirir si queremos tener éxito en el juego de la vida.
Todas las palabras que nos decimos a nosotros mismos caen en la tabula rasa de nuestra mente subconsciente y allí se convierten en hechos. Por lo tanto, hemos de tener sumo cuidado con las palabras interiores y exteriores que pronunciamos. No es suficiente pronunciar las palabras correctas y tener fe. Tenemos que demostrarle a nuestra mente subconsciente que lo que esperamos recibir va en serio.
Florence SCOVELL  SHINN en “El juego de la vida y cómo jugarlo”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

La felicidad no es ningún lujo

El libro es una mezcla de lo que piensa el Dalai Lama sobre diferentes cuestiones con las reflexiones personales y científicas de Howard C. Cutler sobre las mismas. Cuando Cutler empezó a trabajar el libro estaba empapado de determinadas creencias derivadas de su trasfondo científico y occidental, como por ejemplo, que la felicidad fuese un misterio y que lo máximo a que podemos aspirar es a evitar la desgracia. El Dalai Lama le convenció que la felicidad no es ningún lujo sino el propósito mismo de nuestras existencias. Le indicó, además, que hay un camino concreto que nos lleva a la felicidad. Primero tenemos que identificar los factores que invariablemente nos conducen al sufrimiento y aquellos que nos conducen a la felicidad. Luego, tenemos que empezar a eliminar los factores que causan sufrimiento y a cultivar aquellos que traen felicidad. El punto más sorprendente a propósito de la felicidad es que su logro es científico y exige disciplina.
dot La felicidad tiene varios niveles. Según el Budismo hay cuatro factores: la riqueza, la satisfacción mundana, la espiritualidad y la iluminación que crean la totalidad de la búsqueda individual de la felicidad. Una buena salud y un círculo de amigos íntimos son también factores importantes pero la puerta a todas ellas está en nuestro estado mental.
dot Una vía directa a la felicidad es cultivar el afecto y la conexión con otros seres humanos. Busca siempre lo que tienes en común con los demás y nunca te sentirás solo.
dot Aunque parezcan muy poderosas las emociones y los estados mentales negativos no tienen fundamento en la realidad. Todas las emociones si se practican regularmente aumentan de tamaño. Se sugiere que cultivemos de continuo lo positivo. Todas las buenas costumbres empiezan siendo pequeñas pero los beneficios finales que producen son muy grandes.
dot Un estado mental positivo no solamente es bueno para tí sino que beneficia a todos aquellos que entran en contacto contigo y así cambia literalmente el mundo.
dot Actuar de forma sana en lugar de hacerlo de forma insana no es una cuestión religiosa o moral sino que representa la diferencia concreta entre la felicidad y la infelicidad.
dot No confundas la felicidad con el placer.
dot La felicidad es algo que se desarrolla a lo largo del tiempo.
dot Con el tiempo tienes que intentar eliminar las emociones negativas especialmente la ira y el odio y sustituirlas por la tolerancia y la paciencia.
dot Sugiere que la naturaleza fundamental del ser humano es amable.
dot La compasión es útil. Solamente si vemos y sentimos desde el punto de vista de los demás seremos realmente capaces de establecer vínculos profundos con ellos.
dot Nunca estar solo. El antídoto a la soledad consiste en estar preparados a conectarnos con cualquiera.
dot Distingue entre el amor basado en el apego y el amor basado en la compasión.
dot Si no logras cultivar la compasión, que es la habilidad de sentir el sufrimiento de los demás, perderás el sentimiento de pertenencia a la raza humana que es una fuente constante de calor y de inspiración.
Dalai LAMA y Howard C. CUTLER en “El arte de la felicidad”.

 

la ayuda que proporciona la autoayuda te puede ayudar

 

Motívate

Creencia y destino:
El mensaje más importante de “The Magic of Believing” es que virtualmente cualquier cosa puede ser nuestra y que podemos ser cualquier cosa , si somos capaces de desarrollar un conocimiento sobre ello que no necesitamos cuestionar. Bristol dice que Napoleón y Alejandro Magno se convirtieron en superhombres porque tenían creencias más allá de lo normal. Hay quien dice que nuestras creencias sobre nosotros mismos y nuestro lugar en el mundo son las causas determinantes para alcanzar el éxito.
El sirviente subconsciente:
Si usted puede entender la relación entre la mente consciente y subconsciente, dice Bristol, llegará al corazón del poder de la creencia. El subconsciente contínuamente trabaja para expresar nuestras creencias y deseos más profundos. Es un sirviente fiel que renueva, guía e inspira, pero para obtener lo máximo de él requiere un gran respeto y una gran fe en lo que puede hacer. Ya que el subconsciente funciona en términos de imágenes, es vital que lo alimentemos con imágenes mentales de aquello que deseamos. Entonces puede trabajar para conseguir esa imagen que antes hemos colocado, dándonos intuiciones de qué hacer, dónde ir y a quién conocer.
Proyectar el pensamiento y la creencia:
Bristol apunta que todos los grandes científicos relacionados con la electricidad (Edison, Steinmetz, Tesla, Marconi) estaban interesados en la telepatía. Para ellos no era ridículo creer que los pensamientos podían moverse a través del aire, que podían afectar por sí mismos los sucesos si, al igual que una buena señal de radio, eran fuertes y claros.
El poder de la sugestión:
Amuletos, talismanes y objetos de la buena suerte de cualquier clase no aportan por sí mismos la buena suerte, comenta Bristol, sino que es la creencia en su eficacia lo que es poderoso. La repetición es otra manera de implantar una sugestión en nuestras mentes. La tremenda fuerza de la repetición del pensamiento primero supera la razón actuando sobre nuestras emociones y luego penetra en el subconsciente, donde es sólo cuestión de tiempo antes de que el pensamiento se represente.
Claude M. BRISTOL en “La magia de creer”.

2017 - Miquel Pavón